La prensa extranjera recoge y analiza los datos de la última EPA y crecimiento del PIB en España como la constatación de que prosigue la recuperación. Y destaca  además que la economía española es una de las pocas “luces” en una eurozona cada vez más sombría. Pero precisamente esta mala perspectiva en Europa es señalada como una fuerte amenaza para España. Financial Times y sobre todo Le Monde cuestionan además la solidez de la recuperación, apuntando que la precariedad del empleo creado no ayuda a un crecimiento a largo plazo y que algunos colectivos siguen sin beneficiarse de la mejoría.

Le Monde constata que España va mejor, pero que hay división sobre la solidez  de la recuperación. Explica que de nuevo las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) en España son “alentadoras” ya que el INE ha registrado 195.200 parados menos en el tercer trimestre. Apunta que el desempleo sigue siendo trágicamente alto, 23% de la población activa (5,4 millones de personas), pero ha caído más rápido de lo esperado por los economistas, quienes sostenían que hacía falta un crecimiento de dos puntos del PIB para iniciar la creación de puestos de trabajo.  Pero cita a varios analistas que consideran que la recuperación se ha debido más a la dinámica natural del ciclo económico o la vitalidad de las empresas que a las reformas del gobierno. Y se fija especialmente en la precariedad de los nuevos empleos creados.

 

El diario galo también publica una entrevista a Javier Diaz Gimenez, profesor de economía en la Escuela de Negocios IESE, que pide “prudencia, porque la recuperación española es relativa” y hace notar que el PIB español sigue estando por debajo del de 2008 y del de Francia.

Financial Times ve los datos de España como una de las pocas “luces” en la eurozona, pero señala algunos peligros. Explica que la reducción de la tasa de desempleo de España a su nivel más bajo desde 2011 y el 0,5% de crecimiento del PIB en el tercer trimestre son señales de la recuperación y una de las escasas luces en una eurozona cada vez más sombría. Pero apunta que aunque las cifras de paro han mejorado, los economistas señalaron que no han beneficiado a los 3,4 millones de parados de larga duración, para quien será difícil reengancharse al mercado laboral. También recoge las advertencias de Javier Díaz-Giménez, de que los contratos temporales aumentan la flexibilidad y reducen costes, pero no fijan las bases para un crecimiento a largo plazo. Y recoge el “gran temor” de que una desaceleración en la Eurozona paralice la economía española.

Wall Street Journal dice que los datos de la EPA y el PIB son señales de que la recuperación sigue su camino. Destaca que la economía de España creció un 0,5%, según estimaciones, y ha sumado 151.000 puestos de trabajo en el tercer trimestre y entre la causas menciona la fuerte temporada turística de verano, los menores costos de financiamiento y la confianza de que la recuperación de una de las economías más fuertes de la zona euro sigue su marcha. Señala que los economistas dicen que la reforma laboral de 2012, que facilitó el despido de trabajadores o reducir sus salarios, ha ayudado a crear puestos de trabajo. Y detalla que la economía española ha añadido 274.000 empleos en los últimos 12 meses, el ritmo más rápido desde antes de la recesión de 2008.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email