El ex presidente español escribe una tribuna de opinión en el diario galo más influyente cuando el país debate aprobar una Ley para permitir el matromonio homosexual. Jose Luis Rodriguez Zapatero, que opina en calidad de precursor al haber aprobado España esa norma en 2005, asegura en el texto: “aceptando el matrimonio para todos, la Republica Francesa será más republicana y Europa consolidará su liderazgo ético”.

Zapatero tras el 20N
(Foto: Flickr/Partido Socialista)

En Le Monde, Zapatero tacha de “excelente noticia” el proyecto de ley en Francia y asegura: “En 2005, mi gobierno aprobó la ley que reconoce el derecho de los homosexuales a contraer matrimonio en los mismos derechos legales que los heterosexuales. Siete años después, la normalidad del matrimonio homosexual se ha impuesto en España. Hace unos días, el Tribunal Constitucional de España confirmó la plena constitucionalidad de la ley española de 2005, contra la que el Partido Popular recurrió entonces. ?ste ha aceptado la decisión y se ha comprometido a no modificar la ley en vigor. Es un gran progreso y la derecha francesa debería adherirse a esta decisión.”

Añade: “En sólo siete años, la racionalidad democrática se consolidó. La gran mayoría de la sociedad española ya no cuestiona y probablemente nunca lo vuelva a hacer la igualdad civil de todos los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual. Un cambio semejante rara vez es aceptado con tanta naturalidad. Es cierto sin embargo que cada vez que un país decide reconocer el matrimonio del mismo sexo, hay un intenso debate social. No deberían sorprender las reacciones adversas o incluso los discursos apocalípticos.”

El texto del ex presidente sostiene también: “Con la adopción de la ley del matrimonio para todos, la República fracnesa será más republicana. Europa consolidará su liderazgo ético y se escribirá una página más en la conquista histórica para la Libertad, Igualdad y Fraternidad. Así, la confianza en la política permanecerá viva y continuará sirviendo para transformar los ideales en derechos.”

[Leer el artículo completo en Le Monde]

Print Friendly, PDF & Email