BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Lo dijo Miguel Angel Moratinos en Asuntos Propios (RNE). Y también explicó que los servicios de inteligencia sabían que los marineros no habían sido bajados a tierra.

Los secuestradores eran los mismos que se habían hecho con el Hansa Stavanger alemán. Alemania, por cierto, también pagó rescate. En aquella ocasión, los secuestradores bajaron parte de la tripulación a tierra e incluso interpretaron una ejecución.

No era este el caso y los servicios secretos españoles lo sabían pero no podían destapar ni cómo ni por qué.  Mostrar aquella carta era hacer hacer sentir a los piratas el aliento en el cogote. Entonces aparecieron las familias, los medios, los periodistas, y los políticos del PP azuzando y usando el asunto como ariete contra el gobierno, sin disponer de un solo dato. El resto ya lo sabemos.

Los únicos que tenían justificación para hablar: los familiares. Es seguramente una de las lecciones que podemos aprender de este secuestro. Hay que cuidar la relación con ellas. Necesitan abrigo del Presidente y cierta información, no toda. Por otra parte, y porque la simbología es importante, el viaje de la Vicepresidenta no se puede decir que fuera oportuno. Sea como fuere, no son más que asuntos a tener en cuenta para el futuro porque la operación ha salido francamente bien.

Las críticas deberían hacerse así, sin polémicas, con el ánimo de construir y de gestionar correctamente futuros incidentes, pero el PP no entiende de responsabilidades.

Ya he manifestado antes que yo quiero un gobierno que haga lo que tenga que hacer para liberar de forma pacífica a un español secuestrado. Lo que tenga que hacer. El PP no. Cospedal llegó a decir que si hubiera gobernado el PP: “la Armada hubiera intervenido antes”. Pero por suerte para los marineros no gobernaba el PP.

En todo caso, airear temas sensibles por razones electorales sin preocuparse por las consencuencias, presentes y futuras, dañando la imagen en el interior y en el exterior es una mezquindad.

Luego se pregunta Rajoy por qué no consigue subir en las encuestas.

Print Friendly, PDF & Email