Sandrine Morel, de Le Monde explica en radiocable.com que desde su medio han seguido con interés el movimiento antidesahucios español como ejemplo reacción de la sociedad en busca de soluciones y haciendo politica desde la calle. Y explica que el papel de la PAH ha sido fundamental para que el tema tuviera relevancia social y para que el gobierno cambiara la ley tan rapidamente. Además asegura quelos escraches demuestran la ira que crece entre los españoles.

Sandrine Morel

Sandrine Morel explica que desde Le Monde han seguido “bastante” el tema de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca: “porque seguramente es uno de los rostros más flagrantes de las consecuencias de la crisis y sobre todo porque nos ha parecido muy interesante como la sociedad está reaccionando ahora para intentar llevar soluciones a los problemas que les tocan de cerca. Se ve que hay una desacfección tremenda por toda la clase política y varios movimientos intentan tomar el relevo y que la política se haga en la calle y no en instituciones desvalorizadas”.

Asegura: “La PAH ha conseguido algo grande cómo es que su ILP llegará al Congreso. Ahora están muy decepcionados por la ley que ha aprobado el PP, pero creo que no hay que minimizar sus logros. Al final se ha conseguido hacer una reforma, que aunque sea inferior a las peticiones que hacían, sí que lleva mejoras para casos concretos de gente que está en situaciones muy difíciles.”

La corresponsal también habla de los escraches: “Hice un artículo sobre ello porque me pareció interesante. En Francia también se han hecho escraches aunque han sido de opositores al matrimonio gay que los hicieron a diputados que iban a votar a favor. Aquí me parece que los escraches han demostrado que hay una ira muy grande en la sociedad, que no se ve, pero que está aumentando y aparece en estos movimientos.”

Pero asegura: “Entiendo la polémica sobre los escraches porque no es una actuación o manifestación cualquiera en la calle. Creo que es cierto que se puede decir que detrás de ello hay intimidación porque se hace en domicilios privados y delante de gente que no son políticos. Entiendo que haya debate. Las comparaciones con el nazismo son una barbaridad, pero tampoco es un tipo de acción que se llevaría a cabo si no fuera porque la situación de ciertas personas en España es muy dura. Y están tomando acciones más radicales para que les escuchen”.

Sandrine Morel también asegura: “El papel de la PAH ha sido fundamental para que este tema de los desahucios tome tanta relevancia social y movilice tanto. Han logrado mostrar la cara de los desahuciados. Los medios ibamos a las acciones antidesahucios y veíamos los casos concretos. Han hecho una labor muy grande para defender lo que ellos consideraban justo y si la PAH no hubiera habido una ley de reforma tan rapidamente”.