Ya era el país más pobre de la tierra antes del 12 de enero. Después del terremoto, las cosas empeoraron aun más y se calcula que más de millon y medio de personas no tienen hogar y viven en tiendas de campaña. Una de las cosas que les ayuda a tener esperanza es… el futbol. Por eso un proyecto solidario se ha empeñado en llevar la señal en directo vía satélite y en pantalla gigante del Mundial de Sudáfrica a miles de haitianos pobres.

El programa de la NBC “Making A Difference” ha contado como fue el proceso. Detrás de la idea estaban la productora Caroline Baron y su ONG FilmAid International. En el caso de Haití eligieron un antiguo estado derruido como localización para permitir a los haitianos olvidarse durante 90 minutos de su tragedia viviendo en directo a un partido del Mundial de Futbol de Sudáfrica. Lo lograron, pero con suspense. Hasta pocos minutos antes de iniciarse el partido no lograron conectar la señal del satélite a la pantalla. Incluso temieron un “motín” de los fans.

Film Aid Internacional se dedica a ayudar a comunidades vulnerables de todo el mundo, especialmente los refugiados, llevándoles la posibilidad de ver películas inspiradoras. “Film-medicina” lo llaman. Llevaron por ejemplo “El mago de Oz” a Afganistán.

Imagen de previsualización de YouTube