Primero fue en Estella y desde hace unos meses lo hace también la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Para reducir el consumo de agua embotellada, cuya indutria genera un fuerte impacto en el medio ambiente empezando por los residuos de plástico que deja, distribuyen jarras reutilizables en restaurantes y bares para que se sirva agua del grifo.

 

Imagen de previsualización de YouTube

El Ayuntamiento de Estella fue uno de los primeros en promover la medida de distribuir jarras en los establecimientos de la ciudad para fomentar el consumo de agua del grifo en lugar de la embotellada. Pretendían sobre todo reducir los residuos generados por las botellas de plástico y también promocionar la calidad del agua de la red local.

Posteriormente  la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) promovió una campaña similar para distribuir jarras reutilizables entre los ayuntamientos, departamentos del Gobierno de Navarra, centros organizadores de convenciones y congresos, partidos políticos y sindicatos, universidades, casas de cultura y Civivox, peñas y establecimientos de hostelería de la Comarca. Las jarras tenían capacidad de un litro y de medio litro y fueron ofrecidas a un precio bonificado respecto a su valor real.

En la red hay numerosos artículos, informes o videos que explican el impacto que tiene sobre el medio ambiente la industria del agua embotellada. Y una infografía muestra de forma muy visual algunos datos relativos a EEUU: el precio del agua embotellada es 10.000 veces el del grifo, se utilizan 17 millones de barriles de petroleo para producir el agua embotellada que se consume en el país en un año, sólo 1 de cada 5 botellas se recicla…

Infografia sobre el impacto del agua embotellada