Desde 2003 y hasta que a finales de 2008 se hace evidente su existencia, hubo muchas personas que negaron que hubiera una burbuja inmobiliaria en España. El usuario de un foro de economía en Internet ha hecho una recopilación de más de 100 declaraciones que están en las hemerotecas en las que políticos, economistas, banqueros, periodistas, expertos, empresarios, etc defienden que el boom de la construcción no estaba inflado y que no hay riesgo de “pinchazo”.

La “colección” de frases empieza con las de la cúpula económica del gobierno del Partido Popular en 2003: Rodrigo Rato, Cristobal Montoro, Francisco Alvarez Cascos o Luis de Guindos, entre otros negando categoricamente que hubiera una burbuja inmobiliaria en España. También hay declaraciones de banqueros como Emilio Botin o Ricardo Fornesa, empresarios, presidentes de sociedades de tasación…

A partir de 2004 también se encuentran manifestaciones de ministros socialistas como Pedro Solbes, Maria Antonio Trujillo, Beatriz Corredor o Carme Chacón, banqueros como Miguel Blesa o Alfredo Saenz, periodistas como Federico Jimenez Losantos o Fernando Gonzalez Urbaneja, construtores, promotores, consejeros…[visto aqui] [via]

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. A ver, hay un error de definición en lo que podemos llamar burbuja. Cuando en términos financieros se habla de burbuja es que estamos ante un escenario de precios fuertemente al alza, que don Greenspan calificó con inteligencia como “exuberancia irracional”.
    Decir que en 2003 se evitó hablar de “burbuja” es erróneo, porque en 2003 había una expansión de la actividad de la construcción y mucho dinero disponible para financiar al mercado, que erróneamente apostaba por el “monocultivo” de la construcción. Ahí se debió plantear el cambio de modelo productivo…
    En 2003 no se podía hablar de burbuja, ni en 2004. Sí en cambio teníamos ya burbuja en 2006. Y de hecho, permíteme decirte que la burbuja no se ha pinchado, apenas se ha desinflado un poco. De momento, se paró en seco la construcción, pero el mercado no ha ajustado. Es inadmisible que un piso en Sanchinarro cueste 700.000 dólares, lo mismo que un piso un poco más pequeño en Manhattan… Eso quiere decir que la burbuja sigue vigente. En Chicago, hace un año se podían adquirir pisos pequeños a 12.000 dólares, mientras un estudio de 20 metros en Madrid cuesta 80.000 euros…
    En Miami, con 700.000 dólares te compras una ‘pequeña mansión’ de 1.100 metros… Un piso en South Beach, de 120 metros, cuesta 120.000 dólares.
    Mi última comparación: en el 1998, un piso en Buenos Aires era 20% más caro que en Madrid (había burbuja en Argentina), hoy un piso en Madrid es 200 y 300% más caro que en Buenos Aires. Creo que tenéis una burbuja todavía, y eso comenzó en 2006, antes teníais precios similares en dólares a grandes capitales, que es lo razonable en el mercado. Aquí prevalece la “exuberancia irracional” todavía