La inspiración para formular la famosa teoría de la gravedad le llegó a Isaac Newton reflexionando sobre la caída de una manzana. Es una de las más famosas historias de la Ciencia. Y se contó por primera vez en una biografía sobre Newton escrita por William Stukeley en 1752. El manuscrito original de este texto, tras permanecer varios siglos oculto en los fondos de la Royal Society de Londres ha salido por fin a la luz y puede incluso ser consultado en Internet.

En 2010 la Royal Society celebra su 350 aniversario y para conmemorarlo está divulgando documentos históricos publicándolos en una página web. Esto permite consultar manuscritos, bocetos o diseños de personajes como Thomas Paine, Henry James o la Constitución de Carolina

La biografia de Newton a cargo de Stukeley es especialmente interesante para los historiadores de la ciencia porque ambos hombres eran amigos y al parecer compartieron reflexiones bajo los manzanos del jardín de Newton que le inspiraron.

Imagen de previsualización de YouTube

En un extracto de su libro ‘La vida de sir Isaac Newton’, Stukeley escribió: “me dijo que había estado en esta misma situación cuando la noción de la gravedad le asaltó la mente. Fue algo ocasionado por la caída de una manzana mientras estaba sentado en actitud contemplativa. ¿Por qué esa manzana siempre desciende perpendicularmente hasta el suelo?, se pregunto a si mismo”.

Print Friendly, PDF & Email