Varios diarios franceses han recogido la intención del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de reformar la Ley del aborto y las protestas que ello ha provocado. Mencionan la polémica y hablan de retroceso social. Pero la revista gala Le Point va más lejos y se pregunta si la supresión del supuesto de malformación no será “el primer paso para la eliminación total del derecho al aborto”.

El Minsitro Ruiz Gallardón

Le Point dice que el gobierno plantea que la prohibición del aborto en casos de malformación puede ser un primer paso hacia una prohibición total. Su crónica asegura: “La noticia provocó el efecto de una bomba: el aborto (por malformaciones) puede estar viviendo sus últimos días en España. El gobierno conservador de Mariano Rajoy tiene la intención de revertir este logro, al prohibir el aborto en casos de malformación fetal, autorizada hasta las 14 semanas. Para asociaciones pro derechos de las mujeres, el gobierno Rajoy avanza enmascarado. Bajo el pretexto de proteger a las menores y los discapacitados no nacidos, su proyecto representa un verdadero peligro para las españolas, ya que podría poner en cuestión pura y simplemente el derecho al aborto.”

Le Monde destaca que la polémica sobre el derecho al aborto provoca ira. Aseguran: “Victoria del derecho a la vida para los anti-abortistas, vuelta a la época de Franco para los otros, el gobierno conservador de Mariano Rajoy ha amplificado la polémica sobre el aborto, al considerando la posibilidad de prohibir el aborto en el los casos de malformación. Un centenar de personas asistieron el 29 de julio en el centro de Madrid en una manifestación para protestar en contra de esta propuesta de reforma convocados por asociaciones a favor de los derechos de las mujeres.” Y recogen las palabras de Santiago Barambio de Acai, que acusa a Gallardón de querer “prohibir de facto el aborto como en Irland, Poloñia o Malta”

La Voix du Nord habla de “repliegue” y “retroceso social” en España. El comentario que firma Olivier Berger señala: “Visto desde más allá de los Pirineos, uno pensaba tontamente que toda España peleaba contra la crisis para escapar de la quiebra. Pero no, en un momento extraño, el gobierno conservador ha sacudido al país sobra una cuestión social y promete cambiar la ley de 2010, que liberalizó el aborto durante las primeras catorce semanas de gestación… En tiempos de crisis, la tentación de retroceso social puede ser fuerte en una España, que estuvo mucho tiempo estancada bajo el yugo de Franco. Y es la libertad de la mujer la que sufre en primer lugar.”

Ouest France señala que se ha relanzado el debate sobre el aborto en España. Explican que “la polémica sobre el aborto hace estragos en España. El gobierno planea prohibir los abortos en casos de malformación fetal. El Ministro de Justicia ha apretado las tuercas y relanzado el debate al anunciar su intención de modificar la ley en septiembre, que permite a cualquier mujer abortar hasta las 14 semanas.” Destacan también que segun las encuestas el 81% de los españoles rechazan la reforma.