El acuerdo de cooperación anunciado entre Areva, el grupo estatal nuclear galo, y el fabricante de aerogeneradores español, Gamesa, es analizado con distinta óptica por los medios de Alemania y Francia. Handelsblatt resalta que es una apuesta de París por España en detrimento de Berlín y en concreto lo ven como un acercamiento a Iberdrola. Le Monde por su parte destaca que es un intento de Areva de alcanzar talla crítica en la eólica marina.

Handelsblatt subraya que París apuesta por la energía eolica española como un acercamiento a Iberdrola. La crónica de AnneGrüttner y Thomas Hanke dice: “François Hollande prometió la semana pasada una `gran empresa germano-francesa para el cambio energético´, una especie de `Airbus para la energía´. Berlín se preguntaba a qué se refería exactamente. Y ahora la confusión podría crecer aún más: A nivel industrial, los franceses no se alían con los alemanes, sino con los españoles. El consorcio estatal Areva, el mayor productor del mundo de combustible nuclear y plantas nucleares con una pequeña rama de energías renovables, planea ahora una cooperación con el fabricante español de turbinas eólicas Gamesa para habilitar parques eólicos en alta mar.

 

Desde el punto de vista técnico, esto no le aporta mucho a Areva. En París se comenta que Areva no sólo muestra interés por los conocimientos técnicos de Gamesa. En primer plano se encuentra más bien la esperanza de que la conexión indirecta con Iberdrola le reporte al consorcio en el futuro más encargos de la empresa de suministro española. El consorcio estatal francés espera poder participar ahora en nuevos proyectos de Iberdrola, por ejemplo en Gran Bretaña.”

Le Monde destaca que Areva quiere alcanzar la talla crítica uniéndose al gigante español Gamesa. Señala: “Los fabricantes de generadores eólicos marinos están condenados a ser cada vez más potentes, como los “molinos de viento” que producen en sus fábricas. Continúa la consolidación en el sector con la perspectiva de un matrimonio franco-español. Areva y Gamesa han anunciado, el lunes 20 de enero, la apertura de negociaciones exclusivas para crear una empresa común a 50/50 capaz de compartir los riesgos y los costes en un mercado – prometedor pero en el que el capital es primordial – en el que el alemán Siemens domina rotundamente a la competencia.

El grupo nuclear francés no se asocia con una compañía cualquiera. Gamesa es uno de los gigantes de la energía eólica terrestre, que ya ha instalado 25.000 megavatios (MW) en todo el mundo. Sus equipos son conocidos por su marketing agresivo, pero también por su competencia en la cadena de suministro, algo esencial para la construcción y explotación de parques eólicos, asi como en la calidad del mantenimiento.”

(Esta noticia está incluída en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email