Carles Puigdemont ha sido entrevistado o ha escrito artículos en casi todos los grandes medios globales en la última semana, al igual que Raul Romeva que sólo en las últimas horas ha aparecido en BBC y CNN, por ejemplo. El presidente y el responsable de exteriores son las dos caras visibles de la estrategia de los independentistas catalanes por hacer llegar su mensaje y su visión de la crisis al debate mundial. Y están teniendo éxito. Muchos recogen sus argumentos de “represión” del estado español, dan voz a sus reivindicaciones y a su idea de que lo que está en juego no es la independencia sino la democracia. En varios ámbitos ha calado la idea de que España y su estrategia jurídica y policial contra el 1-O tienen un cierto aire de represión. Hay también, aunque en menor grado, críticas hacia los independentistas catalanes, como un editorial de Le Monde que se titula “un referéndum para nada”. Aunque lo que más preocupa y se denuncia desde la prensa internacional, es que la crisis ha elevado la tensión hasta tal punto que ya se oyen ecos y menciones a la Guerra Civil.

CNN dice que España y Cataluña se dicen dispuestas a hablar, pero resalta que Madrid califica el referéndum de “charada”. La TV de EEUU ha entrado en profundidad en la crisis catalana en un programa de Christiane Amanpour, su corresponsal-jefa de internacional, en el que se ha entrevistado a Raul Romeva y Alfonso Dastis. Deja que ambos responsables de exteriores expresen sus argumentos frente al 1-O, apuntando que “según a quien preguntes” se trata de un “voto sobre principios democráticos” o una “charada”. En las entrevistas de Amanpour sin embargo se resaltan las quejas de Romeva por la “represión” del gobierno español frente a lo que los catalanes señalan como el “simple deseo de que se oiga su voz” y su petición de diálogo. Mientras que al ministro español se le pregunta si el despliegue policial no aumenta la tensión, si “la violencia está en la mente del gobierno” y si están dispuestos a retirar sus “medidas represoras” para hablar, a lo cual Dastis responde que la respuesta ha sido “proporcional y racional” y que si se retira la “charada” de referéndum, dialogarían con Cataluña.

El New York Times enfatiza las “convicciones inquebrantables” de Carles Puigdemont y que su única prioridad es la independencia. El diario estadounidense publica un amplio perfil del presidente catalán que firma Raphael Minder, recordando la forma “accidental” en que llegó al cargo y sus “convicciones inquebrantables” de que Cataluña debe independizare. Resalta que se muestra totalmente determinado a que los catalanes voten este 1-O. Pero señala que la situación es cualquier cosa menos normal tanto para Cataluña como para España, ya que el referéndum “si llega a celebrarse”, no será en condiciones normales. Pero advierte que el ruido se está haciendo cada vez más fuerte al criticar Rajoy las llamadas catalanas a la desobediencia civil y comprarle Puigdemont con el autoritarismo franquista. Resalta que la tensión sigue creciendo y apunta que no ayuda que ambos líderes estén en posiciones políticas vulnerables. Pero recuerda que mientras Rajoy se juega su supervivencia, la única prioridad de Puigdemont es la independencia.

Le Monde se muestra muy duro con Cataluña, al hablar de un “referéndum para nada”. El editorial del primer diario francés elogia la historia, lengua y creatividad de los catalanes, afirmando que “su identidad es evidente”. Pero se pregunta: “¿Para que se sientan aún más reconocidos, es necesario que lleguen a proclamar la independencia unilateral”. Considera que este es el objetivo del referéndum del 1-O y en este sentido afirma que Madrid “tiene base suficiente para declarar este voto ilegal”. Añade que los catalanes no están ni colonizados, ni oprimidos y “aún menos amenazados de genocidio” como sí lo están los kurdos. Sin embargo también señala que cuanto más “pesada es la mano de Mariano Rajoy” en este conflicto, más aumentan los independentistas en Cataluña. Pero avisa de que el referéndum no servirá para mucho, porque no será reconocido ni por Madrid, ni por ninguna otra capital de la UE. Sostiene que la única solución es la política y negociar un nuevo Estatut, porque “debe ganar la inteligencia. Y en Cataluña, no les falta.”

Corriere della Sera cita a Javier Cercas que habla de “aires de guerra civil”, aunque resalta que Colau intenta la mediación. En dos artículos de su corresponsal Andrea Nicastro entrevista al escritor catalán que califica el 1-O de “golpe” y denuncia que se vive un clima en Cataluña “similar al de 1934″ y que es necesario impedir una nueva guerra civil. Pero también destaca que mientras crecen los temores a un enfrentamientos entre la policía y los militantes por el voto, la alcaldesa de Barcelona ha surgido como un voz que pide evitar “levantar muros contra muros” y asegurando que su prioridad será mantener el orden público y evitar que nadie se “haga daño”. Aunque apunta que el equilibrio que intenta Ada Colau, que le permitiría evitar la inhabilitación y mantener sus posibilidades en las política nacional, es “difícil” y ya ha sido acusada de “Pilato” por los independentistas.

Foreign Policy asegura que España está flirteando con una nueva guerra civil.  El artículo que firma James Badcock recuerda que los gobiernos de España y Cataluña llevan cinco años embarcados en el “juego de la gallina” y cada vez parece más claro que ninguno tiene intención de parar antes del impacto. Apunta que Madrid parece ahora estar exhibiendo músculo frente a la crisis, pero señala que aunque no ha sido “tímida” en mandar policía a Cataluña la duda es hasta donde llegará en el uso coercitivo de la fuerza, porque “enviar al Ejército traería ecos de la dictadura de Franco”. Repasa posibles escenarios tras el 1-O, pero señala que el más probable es uno “preocupante”: que el actual estado de “realidad dual” se mantenga en una zona gris y los catalanes continúen con su “quijotesco” proceso renombrando las instituciones, mientras la justicia española actua lentamente. Pero señala que en algún momento estas realidades tendrán que enfrentarse y “España espera que sea en torno a una mesa política y no en las barricadas”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

 

Print Friendly, PDF & Email