Los siete diputados conseguidos por la izquierda abertzale es una de las consecuencias del 20N que analiza estos días la prensa internacional. Todos consideran que el éxito de Amaiur se debe al abandono de la violencia por parte de ETA. Y apuntan que la fuerte presencia de la izquierda abertzale en la escena política hará inevitable que Mariano Rajoy tenga que hablar con ellos sobre la normalización en Euskadi.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews habla de regreso con fuerza]

La Stampa habla de “la incógnita de ETA tras el triunfo de Rajoy”. La crónica que firma Gian Antonio Orighi explica: “Nunca habían obtenido tantos votos como en estas elecciones los etarras de chaqueta cruzada, gracias a la inédita coalición Amaiur, enésimo lifting político; ni tantos diputados (7) y senadores (3), convirtiéndose, en cuanto a escaños en el primer partido del País Vasco y en el quinto de España. El motor del éxito de esta coalición ha sido el adiós de ETA a la violencia: pero ETA no se ha disuelto, no ha entregado las armas ni pedido perdón por los 829 muertos, entre ellos 20 niños, y miles de inválidos que ha causado. Amaiur condena la violencia futura, no la pasada.

Amaiur invita ahora a Rajoy ?? que ya ha dicho que no les recibirá en los encuentros con todas las fuerzas políticas ?? a resolver el ??conflicto político?. El cual, lo mismo que para ETA, se basa en el derecho a la autodeterminación y en la amnistía para los militantes encarcelados (800). Más aún: exige elecciones regionales anticipadas, ofreciendo un pacto con el PNV que hoy está en la oposición en Euskadi donde gobiernan los socialistas. En suma, quiere ampliar el frente separatista que, con los votos del pasado domingo, sería mayoritario. Y con los etarras de chaqueta cruzada en el mando.”

Reuters apunta: “no está claro cómo el nuevo partido, algunos de cuyos miembros tienen escasa experiencia política, llevarán su agenda separatista a Madrid. Amaiur ha pedido al gobierno que libere a los presos de ETA o los acerque a sus familiares y reducir la presencia militar en el País Vasco. Rajoy se ha opuesto firmemente a las conversaciones con los separatistas de ETA pero los analistas ven ahora el diálogo con partidos como Amaiur como algo inevitable. Sin embargo, dado el desempleo en España y el alto riesgo que se convierta en la próxima víctima de la crisis de la deuda de la zona euro, Rajoy se centrará probablemente más en temas económicos.”

Ámbito Financiero sostiene desde Argentina: “Sorpresa vasca obliga a hablar de ETA. El anuncio del cese de la violencia de ETA contribuyó a la fuerte entrada de los independentistas vascos en el Parlamento español, pero queda por resolver el fin de la organización armada, un tema que la derecha dice no querer negociar, pero que, según los expertos, se impondrá. El fuerte apoyo de los votantes vascos a la coalición independentista Amaiur en las elecciones del domingo confirma que la «lucha por la autodeterminación» se afianza definitivamente en la vía democrática, tras el fin de la violencia de ETA, cuya desaparición deberá gestionar el próximo Gobierno. Sin embargo, el conservador Partido Popular (PP), y su líder, Mariano Rajoy, gran vencedor de las legislativas del domingo, dejaron claro que no negociarán. Pese a su oposición a una negociación colectiva de la situación de los presos etarras, el PP deja una puerta abierta al diálogo individual.”

The Nation resalta: “En el País Vasco, el alto el fuego anunciado el mes pasado por el grupo terrorista ETA ha despejado el camino para el ascenso meteórico de la izquierda radical secesionista en el País Vasco agrupados en la alianza Amaiur, que ha ganado uno de cada cuatro votos. Amaiur apoya la independencia vasca y el establecimiento de una república socialista de Euskadi (País Vasco). Teniendo en cuenta la defensa del PP de lo que los conservadores solían llamar, en la época de Franco, “España, una, grande y libre “, Amaiur podría convertirse en un dolor de cabeza aún más grande para Mariano Rajoy que los inversores de bonos globales.

El diario polaco Gazeta Wyborcza cita a ul historiador Tadeusz Milkowski y aseguran: “los españoles no deberían tener miedo a los votos a favor de los nacionalistas, incluido el grupo que representa a los separatistas vascos de ETA, Amaiur. Han sido votos que surgen de razones económicas. Siempre habrá conflictos entre las regiones autonómicas, especialmente Cataluña que al contrario del País Vasco tiene ciertas prerrogativas gracias a las cuales puede defenderse de algunas decisiones de las autoridades centrales?, ha argumentado. ??Los vascos se encuentran ahora en la mejor situación económica. No han malgastado los recursos, al igual que Cataluña. Pero Cataluña ha tenido que transferir una parte de sus ingresos a las regiones más pobres, como Extremadura o Andalucía gobernadas por los socialistas o Castilla-La Mancha donde gobierna ahora el PP?, ha agregado Milkowski.

El Kommersant ruso recoge “Los vascos hallan sitio en el parlamento. Han sido quintos en las elecciones. Las elecciones parlamentarias en España han devenido en un inesperado triunfo de los separatistas vascos. Por primera vez en quince años, sus representantes obtienen escaños en el Parlamento de la nación. En opinión de los expertos, este éxito está ligado a la reciente e histórica decisión de la banda ETA de renunciar a la lucha armada. Dicen que Amaiur es el sucesor ideológico de Batasuna. Renuncia a los métodos de ETA, pero no a sus objetivos: ha prometido celebrar en el País Vasco un referéndum de independencia.

Hay temores de que la lucha de los separatistas radicales con el Gobierno español sencillamente pasará a la superficie política y que el bloque Amaiur sea su herramienta legal.El futuro de ETA será uno de los principales problemas de política interna que tendrá que resolver el nuevo Gobierno de España. Rajoy se muestra categóricamente en contra de amnistiar a los guerrilleros, cosa en que insisten los vascos. Actualmente, 600 miembros de ETA cumplen pena en las cárceles españolas (150 en Francia). De esta forma, es improbable que esta cuestión, dolorosa para España, se consiga cerrar en los próximos tiempos.

Publican además una entrevista con Eduardo Uriarte un ex miembro de ETA Eduardo Uriarte que asegura: “ETA desaparecerá paulatinamente. La verdad es que nadie firmará nunca un papel donde se diga que ETA cesa de existir. Sería un final sin gloria y significaría la pérdida de todos los logros políticos y las perspectivas de independencia, por la que la banda tantos años ha estado persiguiendo con sus atentados terroristas.”

La revista belga Knack destaca: ” sorprende el buen resultado conseguido por Amaiur, una coalición formada por separatistas vascos de izquierda. Este partido recupera la línea ideológica de la ilegalizada Batasuna y consiguió 7 escaños en estas legislativas superando así al PNV (5 diputados). En definitiva, los partidarios de un País Vasco independiente disponen de 18 escaños en Las Cortes. Si bien ETA depuso definitivamente las armas, la cuestión vasca volverá sin duda a convertirse en uno de los temas centrales de la política española. ??Mariano Rajoy tendrá que dar la cara y demostrar que tiene una visión clara sobre el futuro del País Vasco?, subraya el cabeza de lista de Amaiur en Vizcaya, Iñaki Antigüedad.”

Print Friendly, PDF & Email