En Madrid acaba de abrir Siesta & Go, el primer bar del mundo en el que los clientes pagan por dormir un rato después de comer. La noticia ha llamado la atención de los medios globales y es destacada por varias agencias, diarios y revistas de viajes, que insisten en el tópico y en que la tradición de la siesta se asocia ampliamente con la cultura española, aunque apunta que la costumbre está  hoy en día poco extendida en las ciudades por las largas jornadas laborales. Se resalta sobre todo que éste es el primer negocio que buscar profesionalizar o monetizar la siesta, que ha abierto en el corazón financiero de Madrid y que ya cuenta con una treintena de clientes fijos.

Washington Post destaca que una emprendedora española intenta ganar dinero con una tradición de sueño. La información de Gene Marks recuerda que la civilización española existe desde mucho ante que la de EEUU y ha aprendido a apreciar la buena comida, el buen vino y una buena siesta. Pero señala que en la actualidad, los españoles trabajan 1.695 horas al año, más que alemanes y franceses, y en las grandes ciudades el estrés está eliminando la tradición de la siesta. Y destaca que una “emprendedora inteligente” que intenta recuperar esta tendencia y ganar dinero, ha creado el primer bar para siestas de Madrid. Explica que cuenta con 19 camas, cobra 14 euros y ya tiene una treintena de clientes cada día. Aunque advierte de que en España también se está dando un debate sobre las costumbres horarias y la posibilidad de homogeneizarlas con el resto de Europa.

Bloomberg apunta que la cultura española de la siesta da lugar a un nuevo negocio para intentar monetizarla. La crónica de María Tadeo asegura que “hay pocas cosas más españolas que la siesta”, pero que las costumbres modernas en las grandes ciudades están acabando con este hábito, ante lo cual María Estrella Jorro de Inza, una emprendedora de 32 años ha encontrado una manera de intentar recuperar esta cultura y además ganar dinero. Detalla cómo ha abierto Siesta and Go en el distrito financiero madrileño de Azca, donde tiene oficinas grandes empresas como HSBC, Google o Deloitte y cobra 14 euros por una hora de siesta en un dormitorio privado. La joven explica que la idea le vino tras un viaje a Japón, donde son frecuentes los cafés-de siesta y le pareció irónico que en España, pese a ser famosos por este tradición, no se hubiera profesionalizado el asunto.

Lonely Planet destaca que abre el primer “bar de siestas” en Madrid y se pregunta si los españoles van a pagar por echársela. La información que firma Andrea Smith señala que una de las tradiciones que se asocia en particular con España es la de la siesta después de comer. Y enfatiza cómo acaba de abrir un nuevo centro en Madrid, llamado Siesta & Go que ofrece un lugar en el que trabajadores o turistas pueden dormir un rato en un dormitorio privado o compartido con sábanas limpias a cambio de una tarifa que va desde los 14 euros la hora a bonos y otras opciones más baratas.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email