El informe que calcula que el peso de la economía en negro en España supuso el 24,6% del PIB en 2012, cuando en 2008, representaba el 17% es recogido por numerosos medios extranjeros. Destacan que España vive desde el inicio de la crisis un florecimiento de la economía sumergida.

The Washington Post resalta que la economía que no paga impuestos alcanza el 25% del PIB. Según expertos del ministerio de Economía español, la economía sumergida del país ascendió a 253.000 millones de euros en 2012, lo que representa un asombroso 24,6% del PIB. Un sindicato llamado Gestha, que agrupa a los inspectores y asesores fiscales del gobierno, dijo en un informe que las relaciones comerciales no declaradas crecieron, en promedio, en unos 15.000 millones de euros anuales en el periodo de cuatro años desde que empezó la crisis económica en 2008.”

The Guardian habla de boom de la economía en negro. La crónica de Stephen Burgen: “La economía sumergida española está en auge, mientras el PIB continúa con un lento crecimiento. Mientras que el resto de la economía española está estancado o en declive, un nuevo informe muestra que la llamada economía sumergida vive un boom y representó el 24,6% del PIB en 2012, un 6,8% más que en 2008. En total aseguran que la economía de negro supone ahora unos 253.000 millones de euros, 60.000 millones más que en 2008.”

Frankfurter Allgemeine Zeitung señala que la economía sumergida florece en España. Recoge: “La economía sumergida en España ha aumentado durante los seis años de la crisis económica hasta ascender a una cuarta parte de la potencia económica del país.”

Bloomberg Business Week destaca que el crecimiento español va a la zaga de su boyante economía sumergida. Apunta: La economía sumergida española florecía mientras el país combatía una brutal crisis económica. Según se calcula en un nuevo estudio del Ministerio de economía, la actividad económica opaca representaba el 24,6% de la economía española a finales de 2012, mientras que antes del comienzo de la crisis en 2008 era el 17,8%.”

Les Echos señala que el fraude supuso casi un cuarto del PIB en 2012. Asegura: “El dinero B tiene la piel dura en España y ha estallado bajo el efecto de la crisis. Ahora representa casi un cuarto del PIB cuando en 2008, representaba un 17,8% y estaba valorada en unos 193.600 millones de euros.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)