La atención internacional sobre la repetición de las elecciones generales españolas se ha visto condicionada, para bien o para mal, por la votación sobre el Brexit. Algunos medios, como Bloomberg, o Chicago Tribune incluso señalaron que España se había visto beneficiada en cierta forma de una menor presión de los mercados ante la incertidumbre política, gracias a que el referéndum británico acaparó las preocupaciones. Pero el triunfo final del Brexit tiene además implicaciones para la propia votación en España que son ahora puestas de relieve.

Le Point resalta que el Brexit ha sacudido el final de campaña del 26J. Señala que el triunfo de los partidarios de salir de la UE en Reino Unido ha hecho irrupción en la campaña española permitiendo a la derecha postularse como garantía de estabilidad frente al riesgo de incertidumbre que supone Podemos. Apunta que Rajoy, acosado por los escándalos de corrupción, ha basado su campaña en la necesidad de perseverar con la política económica acordada con Bruselas, mientras que Podemos -del que destacan que “tiene ahora el viento de cola”- precisamente critica las decisiones de la Comisión Europea. Y cita a Sara Morais, de GAD3, que advierte que el Brexit puede acrecentar aún más la polarización existente en España y favorecer al PP… pero también a Podemos porque es la demostración de que la gente puede lograr cambios.

Bloomberg apunta que el resultado del referéndum británico puede beneficiar a Rajoy. La crónica de Esteban Duarte resalta que puede haber un impacto del Brexit en las elecciones españolas y el actual presidente español y su partido, ser los más beneficiados al ser percibidos como la opción más segura en medio de la incertidumbre y la desbandada que se está produciendo en los mercados. Citan a analistas que creen que el Brexit puede ayudar a movilizar a los votantes del PP y a generar dudas en los españoles sobre “adentrarse en experimentos”, lo que podría perjudicar a Podemos.

Chicago Tribune señala que el Brexit ha evitado la presión de los mercados sobre España por el 26J. Un artículo en CT y Bloomberg que firma Camila Russo ironizaba con que para los mercados “un trauma cada vez era suficiente” y por ello señalaba como un “aspecto positivo” del ruido generado por el referéndum británico, el hecho de haber ahogado la angustia que hubiera sido típica entre los inversores por la incertidumbre política en España y el 26J. Resalta que los mercados han prestado tanta atención a lo que sucedía con el Reino Unido que el impacto y la presión para los bonos, acciones y financiación de España ha sido menor.

Reuters señala que de cara al 26J, los inversores temen un efecto contagio del Brexit que impulse a partidos anti-establishment. Sostiene que los banqueros que cubre la deuda del sector público tienen ahora miedo a que el referéndum británico desencadene un sentimiento anti-establishment en Europa que se cristalice en primer lugar en España, donde se celebran elecciones generales. Destacan que los banqueros e inversores están preocupados por los efectos del Brexit y “del mensaje populista tan grande que envía” a largo plazo porque temen un contagio político a todo el continente.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email