La decisión de la Comisión Europea de no sancionar a España y Portugal por los incumplimientos de déficit es destacada por los principales medios globales. Recuerdan que ambos países hubieran sido los primeros multados por este asunto lo que hubiera sentado un precedente importante. En este sentido se señala que en la decisión de no sancionarles ha pesado el auge en todo el continente de los movimientos populistas y anti-europeos y la caída de apoyo que está sufriendo la UE y sus instituciones, evidenciada con el Brexit. Y aunque se advierte de que la falta de sanción puede conllevar críticas por “indulgencia” a una Comisión dividida sobre el asunto, los aspectos políticos han pesado más.

New York Times destaca que Europa decide no sancionar a España y Portugal ante el auge de los populismos. La información de James Kanter señala que los funcionarios de la UE enfrentados al crecimiento de los movimientos populistas en toda la región, han optado por no multar a España y Portugal por incumplir sus compromisos de déficit. Afirma que la decisión evidencia la preocupación por el auge de fuerzas anti-europeas que ya han provocado que un miembro, Reino Unido, vote a favor de abandonar el bloque. También apunta que la multa podría haber dificultado la formación de gobierno en España y sentado un precedente perjudicial para Francia, que también celebra elecciones con la amenaza de auge del FN, de Marine Le Pen. Aunque advierte de que la decisión de no sancionar pondrá en cuestión a la Comisión Europea y su voluntad política para hacer cumplir sus propias normas.

Financial Times señala que la decisión ha sido motivada por la pérdida de apoyo de las instituciones europeas. La información de Mehreen Khan y Jim Brundsen resalta que tras meses de tensión, Bruselas ha puesto fin a la posibilidad de que España y Portugal fueran los primeros países multados por incumplir los objetivos de déficit. Recuerda que la UE ya se había mostrado “indulgente” con Francia en este tema y algunos acusaban al bloque de intentar ejemplificar con miembros más débiles. En este sentido destaca que el comisario de economía Pierre Moscovici ha insinuado que la decisión de no sancionar a España y Portugal se ha debido en parte al declive de apoyo popular que sufren las instituciones europeas: “no se hubiera entendido la multa como la decisión correcta, en un momento en el que la gente duda de Europa”. Señala que la Comisión estuvo dividida entre los que defendía la ausencia de sanción y los que apostaban por una multa simbólicamente baja. Y se hace eco de que el alemán Wolfgang Schäuble se mostró a favor de la indulgencia.

Wall Street Journal apunta que la decisión de la UE de no multar a España y Portugal es positiva para éstos, pero puede provocar críticas por ser demasiado “indulgente”. Su crónica señala que la decisión de la Comisión evidencia la falta de “apetito” en el bloque por castigar con dureza a los miembros que no cumplen las normas fiscales en un momento de inestabilidad económica en la región. Se señala que la multa cero es positiva para los dos países afectados, pero puede provocar críticas hacia la Comisión que podría ser vista como demasiado “indulgente” con las normas fiscales creadas en 2013 para responder a las dudas sobre el futuro del euro que generó la crisis de la deuda. En este sentido advierte que para prevenir estas críticas la UE ha asegurado que mantendrá la presión sobre España y Portugal y podría congelas los fondos comunitarios si no siguen las recomendaciones.

Le Monde señala que la discusión en la Comisión para no sancionar a España fue “muy política”. La crónica de Sandrine Morel y Jean Pierre Stroobants destaca que España y Portugal han evitado las multas por incumplir el déficit tras una larga discusión en el seno de la Comisión Europea calificada de “muy política”. Y apunta que los partidarios de la flexibilidad y de no penalizar más a países en problemas, encabezados por el francés Pierre Moscovici, han ganado y recabado finalmente incluso el apoyo del presidente Jean Claude Juncker.

Süddeutsche Zeitung cree que al no sancionar para no sacudir la confianza en Europa, se cuestiona el valor de pacto de estabilidad. El texto de Thomas Kirchner explica que Bruselas quería pero no ha impuesto multas contra los “pecadores del déficit” España y Portugal. Señala que el motivo es que no se quiere sacudir la confianza en Europa. Pero plantea “¿Cual es entonces el valor del pacto de estabilidad?”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email