El nuevo debate sobre los horarios españoles lanzado por el gobierno tras anunciar que quiere impular una jornada que acabe a las 18h y que estudia además un cambio de huso, no sólo ha copado portadas y minutos en los medios españoles, sino que también ha llamado con fuerza la atención de la prensa global. No es la primera vez que lo hace, aunque en esta ocasión destaca un nuevo prisma desde el que se ha abordado la cuestión. No han faltado los tópicos sobre las jornadas española y se ha recurrido al manido “adios a la siesta“, pero numerosos medios han enfatizado sobre todo que España estudia abandonar “la hora nazi”. Las palabras de la Ministra de Trabajo vinculando la racionalización de la jornada laboral con retrasar la hora ha servido para recordar que España se encuentra en el  huso horario central europeo que no le corresponde geograficamente pero al que se mudó con Franco para alinearse con la Alemania de Hitler.

Washington Post destaca que España estudia cambiar la “rareza” horaria que ayudó a crear el franquismo. La noticia de Adam Taylor detalla una jornada laboral esterotipada con desayuno a media mañana y siesta a media tarde, pero señalando que pese a que pudiera parecer “idilica”, muchos en España creen que es un problema y piden un cambio. Y enfatiza que hay también voces que culpan del desfase al huso horario, recordando que es una reliquia del pasado fascista del país. Resalta quye aunque geograficamente, España debería estar en la hora GMT y lo esutvo a principios de siglo, durante la Segunda Guerra, Franco cambio de huso para alinearse con la Alemania Nazi. Asegura que cambiar de zona horaria es “relativamente simple” y recuerda que Rusia lo hizo en 2011 y 2014, pero advierte de que será más complicado cambiar la cultura española.

The Guardian enfatiza que España intenta cambiar sus jornadas laborales de 11 horas. La crónica de Sam Jones recoge los planes de la Ministra de Trabajo para impulsar una jornada que acabe a las 18h en vez de las 20h, señalando que podrían significar el fin de los “agotadores” e “indiosincráticos” días laborales de 11h en España. Destaca que el gobierno asegura ahora quere cambiar los horarios para alinearse con el resto de Europa y ha pedido ayuda a grandes empresas y sindicatos.

The Times sí opta por el clásico “Adios a la siesta“. El artículo de Graham Keeley reslata que España quiere ajustar sus relojes para pasar al huso GMT el mismo de Reino Unido, en un cambio que podria asestar el golpe mortal a la siesta.

The Telegraph dice que España planea cambiar de la “zona horaria nazi” a GMT. El texto es de James Badcock y resalta que el gobierno español está estudiando el impacto de retrasar el huso horario en España y volver al del Meridiano de Greenwich, abandonando el huso central europeo que adoptó bajo la dictadura de Franco en un gesto de solidaridad con Hitler. Y apunta que España es el país que más al oeste se encuentra de todos los que están en el huso CET, pero esto hace que en Galicia el sol no salga en invierno hasta casi las 9h de la mañana.

Le Telegramme se pregunta si va a ser el fin de las jornadas hasta el borde de la noche en España. Apunta que el gobierno quiere cambiar la costumbre de comer a las 15h, hacer compras a las 20h y cenar aun más tarde porque considera que se trata de “jornadas interminables” que minan tanto la salud como la productividad.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.