Los medios de todo el planeta tienen la mirada fija en Cataluña y en lo que anuncie Carles Puigdemont en el Pralamento regional y tienen claro que va a suponer un nuevo peldaño en la “grave” crisis constitucional que vive España. Se hacen eco de las especulaciones sobre una DUI dura o diferida y de las enorme presiones a las que se enfrenta el gobierno catalán, por parte del sector económico, su propio partido y diversas instituciones españolas e internacionales para que suavice su postura -muchos mencionan incluso la comparación de Pablo Casado con Companys- , pero también por parte de sus propios aliados en el movimiento independentista que le exigen cumplir lo prometido. Aunque algunos como The Times, resaltan las señales de “pánico” en la Generalitat, la mayoría de la prensa internacional cree que de una forma u otra es previsible que Cataluña dé un paso más hacia la independencia y provoque alguna reacción del gobierno central. Pero sobre todo se señala que esto mantendrá a la región y a toda España en “terroitori incierto” y cerca del “abismo”.

The New York Times señala que la “extraña alianza independentista” catalana se enfrenta a su mayor test. El artículo que firman Raphael Minder y Patrick Kinsley enfatiza los “extraños compañero de cama” que ha provocado el independentismo catalán, en donde la coalición gobernante está formada por un grupo anarquista, conservadores defensores del libre mercado y un partido de izquierdas partidario de más Estado de Bienestar. Señala que esta heterogeneidad es a la vez la fortaleza y debilidad del movimiento independentista que ahora se enfrenta a su mayor test, al tener que decidir su líder, Carles Puigdemont,  si declara la independencia y se enfrenta a la cárcel -menciona de hecho la “analogía” que hizo el portavoz del PP Pablo Casado con Lluis Companys- o opta por una vía más moderada. Pero advierte de que alguno de sus socios como el grupo Arran ya han anunciado que si ven cualquier duda, presionaran para que se cumpla lo prometido.

The Politico dice que España encara el abismo en Cataluña. La crónica de Diego Torres sostiene que haga lo que haga el Parlamento catalán dará un paso más hacia la independencia de España y es seguro que provocará una “dura respuesta constitucional” de Madrid. Pero apunta que esto es lo único claro, porque en todo lo demás España se encamina hacia territorio desconocido. Señala que queda por saber si Puigdemont se decanta por una aproximación “dura o blanda” hacia la secesión, pero cree que la reacción de Rajoy será aplicar el artículo 155 y probablemente relevar a todo el gobierno catalán. Pero advierte de que no está claro cómo lo va a materializar y muchos temen que la región se encamine al “caos” y el “abismo”, además de dividir aún más a los catalanes “e incluso al resto de España”.

Bloomberg cree que ha llegado el “día del juicio final” para Cataluña y que una DUI “diferida” sería una señal de que se sigue maniobrando para buscar un acuerdo.  En varios artículos que firman sus diferentes corresponsales en España, señala que la declaración de Puigdemont en el Parlament supone el “momento de la verdad” en su determinación de romper con España y aborda distintos escenarios advirtiendo de la gran incertidumbre que se avecina sobre Cataluña. Apunta que si se menciona la independencia, la reacción de Madrid puede ser feroz, pero podría haber una “declaración diferida” para dar más tiempo a potenciales negociaciones, lo cual sería una señal de que los catalanes siguen maniobrando con la esperanzan de que la comunidad internacional intervenga.

The Times ve “signos de pánico” entre los independentistas por las prisas hacia la independencia. La crónica que firman Graham Keeley y Catherine Philip señala que el éxodo de empresas que vive la región y la inminencia de la declaración del presidente catalán sobre el futuro de Cataluña ha provocado “creciente signo de pánico” y entre los independentistas. Apunta que Carles Puigdemont podría anunciar la creación del más nuevo estado europeo, pero “aún puede buscar una salida a la ruptura con España”.

La Stampa apunta que Cataluña decide entre secesión y aplazamiento en su día de la verdad. La noticia, que está destacada en su portada en papel, es de Francesco Olivo, y resalta que España y Europa aguardan con ansia la declaración de Puigdemont en el Parlamento catalán porque las consecuencias de que pronuncie la palabra DUI son “incalculables”. Enfatiza las presiones que está recibiendo el presidente catalán por la fuga de empresas, pero también por el “durísimo tono” que se está usando desde el PP, destacando que Pablo Casado ha llegado a evocar al “tragedia del pasado” con Lluis Companys. .

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email