Pese a cierta “relajación” en mercados, medios de comunicación y políticos ante el alejamiento del riesgo inminente de secesión con el que se ve el resultado del 27S, desde fuera de España se sigue advirtiendo que la cuestión catalana no está resuelta y aún es una amenaza para la estabilidad y augura una crisis constitucional. Tres importantes diarios, uno de ellos nada menos que el Financial Times, señalan que España necesita hacer algo porque el statu quo ya no es sostenible.

Financial Times cree que el 27S deja a España con una crisis constitucional porque el statu quo es insostenible. Una columna de David Gardner considera que los resultados de las elecciones catalanas muestran una división y un desafío que hace “insostenible” mantener el statu quo. Cree que la crisis a la que se enfrenta España requiere una solución política que incluya una reforma constitucional siguiendo “claras líneas federales”. Y lanza un mensaje a Rajoy: “Solo decir `no` puede considerarse un tipo de política, pero no la de un hombre de estado”. Por eso pide construir un consenso para reformar España y hacer una nueva transición en la que encajen todos los ciudadanos.

 

Otro artículo de su corresponsal en Madrid, Tobias Buck, señala que el cambio demográfico, en referencia a la fuerte inclinación hacia posiciones secesionistas de las nuevas generaciones de catalanes, puede determinar el debate en el futuro. Advierte que quizá España pueda contener el impulso independentista actual, pero quizá ni la política, ni la economía puedan ser decisivos si hay cambio demográfico.

The Irish Times señala que Cataluña sigue suponiendo una amenaza a la estabilidad de España. En un editorial apunta que el 27S ha cambiado muchas cosas en España, pero “resuelto muy pocas”, a pesar las sonoras declaraciones de ambos bandos. Pero considera a que la crisis sigue siendo una seria amenaza a la estabilidad del país y su forma de Estado. Advierte que aunque no tenga un “mandato”, el hecho de que el parlamento catalán tenga pro primera vez una clara mayoría pro-independentista es en sí mismo un cambio significativo. Y pide a Madrid que responda con “imaginación y sensibilidad”, aunque apunta que no se ven signos de ello de momento.

Boursorama habla de riesgo político creciente en España. Considera que el caso catalán es la nueva “nube negra” que amenaza la integridad de la zona euro, tras la crisis griega. Admite que el movimiento independentistas catalán suscita menos inquietud entre los inversores que la amenaza de Grexit, pero sí señala que añade que el 27S ha añadido nerviosismo en los mercados. Sobre todo porque Artur Mas sólo ha logrado una “media victoria” en su desafío al gobierno español que no le da la legitimidad para ejecutar su plan independentista.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.