El repentino cese de operaciones de Spanair es recogido por los grandes medios internacionales. Apuntan que es fruto del “impacto de la crisis” y de la “debilidad” del sector aéreo en España. Pero además destacan que el colapso de Spanair tiene carga política y acaba con la aspiración catalana de tener una compañía emblemática. Varios diarios recuerdan también el accidente de Barajas.

Un avion de Spanair
(Foto: Flickr/Dennissylvesterhurd)

El New York Times subraya: “Al tiempo que proporciona una prueba más del impacto de la crisis financiera en España y otras economías en crisis de la zona euro, el colapso de Spanair tiene también carga política, ya que la compañía aérea con sede en Barcelona fue una empresa emblemática para la región nororiental de Cataluña, que ha estado buscando una mayor independencia de Madrid.

Desde 2009, Spanair se había mantenido a flote gracias a unos 150 millones de euros en subvenciones de las autoridades catalanas. La crisis financiera se ha cobrado un duro peaje en el sector del transporte aéreo español, tras una década de boom de la construcción que añadió varios nuevos aeropuertos, algunos de los cuales están ahora casi inactivos o cerrados. Mientras tanto, Iberia, la aerolínea insignia del país, se ha enfrentado a varios días de huelga de los pilotos por sus planes para lanzar una filial de bajo coste.”

Financial Times destaca: “El sueño de Cataluña de tener su propia compañía aérea se estrelló este fin de semana después de que la endeudada región española se viera obligada a cortar su vínculo con Spanair, provocando la pérdida aerolínea nacional y dejando a miles de personas atraapadas en aeropuertos de todo el país. Spanair, la quinta aerolínea más grande de España por pasajeros, pedirá esta semana la protección de bancarrota después de bloquear sus vuelos el viernes tras fracasar el último intento del gobierno catalán de conseguir inversores de Qatar.

Destacan también que “Cataluña, la comunidad más endeudad del país, se ha visto obligada a aplicar medidas de austeridad y se enfrenta con un gobierno central que ha amenazado con imponer duras sanciones a los excesos de gasto regional. El colapso de Spanair, que perdió 115 millones de euros en 2010 y había recibido 150 millones en fondos del gobierno catalán y la ciudad de Barcelona desde 2009, es probable que deje a ambas instituciones con grandes pérdidas.”

El Wall Street Journal asegura: “El cierre de una aerolínea española se propaga por la región. El cierre repentino de Spanair el pasado viernes dejó 200 vuelos cancelados y a 22.000 pasajeros varados”. Y recuerdan que “Spanair fue comprada en 2009 por un grupo de inversionistas locales liderados por el gobierno autonómico de Cataluña, trasladando la sede de Spanair de las Islas Baleares a Barcelona. La compañía, que cuenta con más de 2.000 empleados, luchaba contra problemas financieros en los últimos años, especialmente tras estrellarse uno de sus aviones en el despegue en Madrid hace casi cuatro años, matando a más de 150 pasajeros.

A medida que la crisis económica se iba intensificando en España, el gobierno catalán intentó mantener a la aerolínea con sede en Barcelona a flote como parte de un esfuerzo para desarrollar El Aeropuerto de El Prat como puerto regional. Pero hace meses decidió que no podía seguir apoyando a la compañía en un momento en que el propio gobierno se enfrenta a serios contratiempos financieros, cuando la economía española estña sumida en su peor crisis en décadas.”

La BBC recoge: “La cuarta compañía aéra más grande de España, Spanair se ha derrumbado, dejando a más de 20.000 pasajeros varados en Europa y África. El gobierno español ha emprendido acciones legales y dice que Spanair podría ser multada con 9 millones de euros por su cierre. El colapso se produce después de Qatar Airways abandonara las conversaciones de adquisición, poniendo fin a la posibilidad de una financiación adicional, y refleja la débil demanda del trasnporte aéreo en en España. En 2008 un avión de Spanair estuvo involucrado en el peo desastre de la aviación de España en 25 años, al estrellarse tras el despegue del aeropuerto madrileño de Barajas, matando a 154 personas.”

Bloomberg BusinessWeek advierte: “El cierre de Spanair pone a las aerolíneas públicas europeas en alerta. El colapso de Spanair este fin de semana tras la retirada de fondos estatales sugiere que la crisis de la deuda europea podría precipitar que aerolíneas desde el Mediterráneo hasta el Mar Báltico a considerar fusiones o el riesgo de fracaso. El primer colapso de una compañía aérea europea desde la última recesión ha llegado cuando los problemas de liquidez de los gobiernos han hecho que al menos media docena de transportistas aéreos esten negociando con Qatar Airways. Los gobiernos se están volviendo reacios a salvar a las compañías aéreas en problemas, cuando la crisis de la deuda está obligando a la austeridad en otras partes de la economía.”

Print Friendly, PDF & Email