El triunfo de los partidarios de salir de la UE en Reino Unido tendrá efectos sobre España difíciles de cuantificar a ciencia cierta, pero que ya están siendo esbozados por políticos, economistas y analistas en medios de todo el globo. Aqui van algunos de los más resaltados.

metro-londres

Para la economía española puede ser un “mazazo” similar al de Lehman Brothers. En El Mundo, su redactor jefe de economía, Carlos Segovia calificaba en estos términos el impacto potencial del Brexit. Además de al turismo y a la balanza comercial, señala dos puntos destacados: encarecerá la financiación de deuda española en los mercados y es un golpe para el Banco Santander, muy expuesto a la economía británica, y otras grandes empresas como Telefónica e Iberdrola con grandes intereses allí.

El Brexit puede beneficiar a Rajoy en el 26J. Bloomberg cree que puede haber un impacto del Brexit en las elecciones españolas y el actual presidente español y su partido, ser los más beneficiados al ser percibidos como la opción más segura en medio de la incertidumbre y la desbandada que se está produciendo en los mercados. Citan a analistas que creen que el Brexit puede ayudar a movilizar a los votantes del PP y a generar dudas en los españoles sobre “adentrarse en experimentos”, lo que podría perjudicar a Podemos. El diario.es apunta, por su parte, que el triunfo del Brexit está siendo utilizado por los partidos convencionales, especialmente PP y PSOE, para inspirar miedo a un posible gobierno de Podemos. Y Luis de Guindos ha dicho que un ejecutivo formado por PP, PSOE y C´s sería la mejor respuesta para afrontar la incertidumbre y retos que se generan.

Inmobiliario, turismo y expatriados, los tres sectores en potencia más afectados. El País considera que el impacto del Brexit en España tendrá especial incidencia en la venta de casas, la llegada y gastos de turistas y los expatriados. Las turbulencias en los mercados y la caída de la libra esterlina, que ya ha comenzado, reducirán el poder adquisitivo de los británicos lo cual tendrá repercusión en el turismo y el ladrillo. Hay que recordar que en 2015, 15,5 millones de los turismos que visitaron España, casi una cuarta parte del total, eran británicos y desembolsaron 14.507 millones de euros. En cuanto al sector de la venta de viviendas, el 21% de las operaciones en 2015 fueron con compradores extranjeros. Un tercer sector que puede verse seriamente afectado por el Brexit es el de los expatriados que podrían necesitar un visado para trabajar en Reino Unido.

España puede pasar a ser contribuyente neto y empezar a pagar más fondos europeos de los que recibe. Lo anunciaba un artículo en El Confidencial.com que explicaba que con el Brexit, la aportación británica a los gastos de funcionamiento de la UE tendrá que ser asumida por el resto de socios. En 2014, Reino Unido, que aportaba más de lo que recibía, puso 11.342 millones de euros y recibió transferencias de 6.945 millones, lo que deja un saldo de 4.397 millones que tendrían que aportar el resto. A España le corresponde aportar el 8,18% del presupuesto comunitario, con lo cual le tocaría asumir unos 360 millones adicionales. Teniendo en cuenta que el saldo a favor en 2015 fue de 305 millones, España quedaría prácticamente en situación de contribuyente neto, aportando más de lo que recibe.

España aumentará la presión para la co-soberanía sobre Gibraltar. Numerosos medios británicos ya advertían y ahora recogen que el conflicto sobre el Peñón -de 300 años de duración, según Vox- puede reabrirse al salir el Reino Unido de la UE. BBC y The Telegraph se han hecho eco de las palabras de José Manuel García Margallo afirmando que España presionará para lograr la co-soberania de Gibraltar y cree que “la bandera española allí está más cerca que nunca” tras el Brexit. Los tabloides, como el Daily Express consideran que con esto, España reabre la lucha por el Peñón.

Incertidumbre sobre los expatriados británicos residentes en España. El impacto para los cerca de 300.000 británicos que se calculan viven en tierras españolas es uno de los más resaltados por los medios internacionales que han resaltado el nerviosismo y preocupación de esta comunidad. NPR ha explicado que hasta ahora los expatriados británicos no tenían problemas en cobrar su pensión y acceder a la sanidad, pero esto podría cambiar. Le Monde incluso señalaba que la mayor de los expatriados británicos en España se oponían al Brexit y estaban dispuestos a pedir la nacionalidad española en caso de salida de la UE.

Afectará a las exportaciones españolas al Reino Unido que son un 7% del total. Las relaciones económicas hispano-británicas son muy importantes para ambos, pero en el caso de España suponen un superávit de más de 11.000 millones de euros que supusieron en 2014, el 1,1% del PIB, según pone de relieve ABC. Y las exportaciones españolas a Reino Unido se verán afectadas de dos maneras: por un lado a causa de la depreciación de la libra esterlina que encarecerá los productos españoles allí y porque la salida de la UE implica la necesidad de renegociar un nuevo acuerdo comercial, aunque este punto puede llevar dos años.

Print Friendly, PDF & Email