Las condiciones laborales e incluso varios casos de violación y abusos sexuales hacia trabajadoras marroquíes que vienen a Huelva para la recolección de la fresa están siendo investigados en España. El caso fue denunciado por una revista alemana, Correctiv, y por la web BuzzFeed que citaban el caso de 28 temporeras que aseguraban haber sido violadas en España, Marruecos e Italia. Tras estas revelaciones, sindicatos españoles y ONG presentaron una denuncia en la Fiscalía andaluza y el caso está ya bajo investigación policial e incluso se ha producido la detención de un capataz de Huelva. La noticia ha traspasado fronteras y ha sido recogida por diarios de Francia, Italia y Marruecos, entre otros. Algunos señalan que la “larga sombra” de explotación y abusos hacia temporeros en España planea desde hace tiempo, pero se enfatiza que las autoridades españolas han reaccionado y están actuando. Incluso un medio marroquí asegura que España se lo ha “tomado más en serio” que Marruecos.

Le Figaro recoge que temporeras marroquíes denuncian sus condiciones de trabajo y abusos sexuales en España. Explica que diez mujeres marroquíes contratadas para la recolecta de fresas en Huelva han presentado un querella por sus condiciones de trabajo, siendo tres de las denuncias por acoso sexual y una por intento de violación. Cita a la abogada española de las trabajadoras, Belén Lujan, que asegura que hay otras muchas marroquíes que quieren unirse a la denuncia, pero tienen miedo de hacerlo o han regresado a su país.

ANSA se hace eco de los presuntos abusos sexuales contra trabajadoras temporeras en España. La agencia italiana explica que la “explotación y violencia sexual son la larga sombra que planea sobre los trabajadores temporeros” que se emplean para la recolección de fresas en Huelva, pero enfatiza que la cosa ha pasado de “leyenda urbana” a realidad, tras la denuncia en la Fiscalía de sindicatos y organizaciones que trabajan con inmigrantes en la que se documentan casos de abusos sexuales contra mujeres marroquíes. Recuerda que cada año más de 18.000 mujeres, de nacionalidad marroquí o rumana, llegan a Huelva para la temporada de recolección y se hace eco de la investigación de Correctiv y BuzzFeed que denuncia violaciones y que ha motivado una investigación oficial en España.

HuffPost Maroc resalta que un capataz de un campo de fresas en España es detenido por abusos sexuales con trabajadoras marroquíes. La publicación marroquí resalta que a pesar de que el propio ministro de Trabajo de Marruecos había desmentido las agresiones sexuales contra trabajadoras de su país en Huelva, la policía española ha detenido al capataz de una de estas explotaciones. Apunta que el hombre está acusado de abusos sexuales contra temporeras marroquíes, tras una denuncia sobre las condiciones de trabajo en la que se encontraban estas mujeres.

L´Economiste destaca que España “se toma en serio” el asunto de las temporeras marroquíes y el caso llega al Congreso. El diario marroquí ironiza con que si bien su propio gobierno no parece interesarse por la suerte que corren las trabajadoras temporeras del país en los campos de fresas andaluces, España “sí está tomándose en serio” el asunto. Y menciona la detención del capataz acusado de abusos sexuales y la pregunta parlamentaria Izquierda  Unida al gobierno sobre el caso, como ejemplos.

Yabiladi destaca que cuatro marroquíes denuncian ante las autoridades abusos sexuales en los campos de Huelva. El portal marroquí se hace eco de cómo cuatro mujeres marroquíes que trabajaban en un plantación de fresas de Moguer, en Huelva han presentado una querella contra su capataz acusándole de abusos sexuales. Añade que esta acusación es parte de una investigación abierta por la fiscalía andaluza a petición de la Dirección General de Política Migratoria de Andalucía, Y resalta que el acusado fue detenido y posteriormente liberado hasta el juicio.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email