Alemania se mete de lleno en la crisis catalana y el país se divide, aumenta la frustración con Europa en Barcelona, los independentistas quedan debilitados y la extradición de Puigdemont se convierte en un caso político. Son algunas de las consecuencias de la detención del ex presidente catalán que apuntan algunos de las principales cabeceras de la prensa de todo el mundo. Se subraya sobre todo que el impacto de la noticia para el independentismo catalán es aún difícil de cuantificar, pero se señala que supone un “choque con la realidad”. Aunque el aspecto más destacado en el exterior, es lo que el caso puede suponer para Alemania y de rebote para Europa, que puede verse arrastrada dentro de la crisis.

The New York Times señala que con la detención de Puigdemont, Alemania se mete de lleno en la crisis catalana. La información es de Raphael Minder explica que España reclama al ex presidente catalán por cargos de rebelión y éste ha sido arrestado en una autopista alemana al reactivarse la euroorden en su contra. Pero avisa de que esta decisión arrastra de pleno a Berlín en la “supurante disputa territorial” entre España y Cataluña y también puede hacer que el conjunto de Europa se vea envuelta, mencionando en concreto que tendrán que pronunciarse al respecto de las peticiones de extradición, tribunales de Bélgica, Suiza o Escocia con códigos penales diferentes. Añade también que aún no está claro si la detención de Carles Puigdemont debilitará o reforzará el movimiento independentista catalán.

Süddeustche Zeitung dice que la detención de Puigdemont no ha sido “inteligente” y da a Alemania “su primer preso político”. La crónica en el diario alemán es de su corresponsal Thomas Urban señala que el conflicto catalán ha llegado a Berlín y destaca que “hay muchas tensiones” al respecto. Considera que el arresto del ex presidente catalán “no ha sido inteligente” y recuerda que no se trata de un terrorista de un político legitimado por unas elecciones libres. Y se pregunta: “¿Pueden los otros estados de la UE aceptar durante mucho más tiempo que Madrid intente despedazar un movimiento masivo democrático a través de la prisión y las multas?”.

The Washington Post subraya que la detención del ex presidente catalán lleva a disturbios en Barcelona y a una creciente frustración con Europa. La información del diario de EEUU la firma Rick Noack y resalta que 89 personas resultaron heridas en enfrentamientos con la policía en protestas tras el arresto de Carles Puigdemont en Alemania. Y enfatiza que en estas últimas manifestaciones la ira no ha sido solo contra las instituciones españolas, sino también contra la UE y Alemania, a las que los independentistas acusan de ser “cómplices” de lo que perciben como un ataque a sus derechos y libertad de expresión. Por ello advierte de que la frustración con Europa que ya existía en Cataluña, puede crecer aún más y convertirse en desencanto tras el arresto.

Corriere della Sera señala que la UE ha desalentado el “sueño equivocado” de Cataluña y que ahora la extradición es un caso político. El comentario que firma Sergio Romano señala que los independentistas catalanes creían que la UE les daría la bienvenida con los brazos abiertos, pero apunta que el “sueño” de una república independiente catalana ha resultado fallido porque la Comisión y el Parlamento europeos “no tienen interés en este momento, en alentar a otros separatistas”. En otro artículo de su corresponsal en Alemania, apunta que la extradición de Puigdemont ya se ha convertido en un caso político.

The Independent advierte al gobierno español de que “no debería estar demasiado excitado” con la detención de Puigdemont, porque la lucha catalana está lejos de haber acabado. Un artículo de Kim Sengupta señala que tras el arresto del ex presidente catalán, los unionistas españoles están ruidosamente “cantando victoria”. Pero apunta que pueden estar haciéndolo “demasiado pronto”, porque la línea dura adoptada por Madrid ya ha ayudado a apuntalar en el pasado al independentismo catalán. Y además advierte de que el “procés” cuenta con algunos apoyos en una Europa que está atravesando una transición y en la que se está dando un auge de los poderosos bloques regionales.

Le Monde apunta que Alemania se divide sobre la suerte de su primer prisionero político. El diario galo en una noticia que firma su corresponsal en Alemania Thomas Wieder apunta que Carles Puigdemont tiene que comparecer ante la justicia del país tras su detención del domingo y resalta que aunque los “primeros tiempos” en el caso van a ser puramente judiciales, el caso ya ha adquirido un cariz muy político y se ha instalado en el debate germano. Enfatiza que la reacción del gobierno alemán ha sido “tardía, prudente y lacónica”, pero se hace eco de las fuertes críticas a la detención del ex presidente catalán  por parte del partido de izquierda radical, Die Linken así como de los Verdes y los liberales demócratas del FDP.

Bloomberg apunta que los independentistas catalanes se “enfrentan con la realidad” tras la detención de Puigdemont. La información de la agencia de EEUU es de Charles Penty, Esteban Duarte y Stefan Nicola señala que para los anti-independentistas, el arresto del ex presidente catalán es un golpe decisivo al “procés” y refuerza a Rajoy que ve ahora como Puigdemont sale de la escena política y no puede influir en lo que sucede en Barcelona. Aunque advierte de que existe el riesgo de que la detención actúe como catalizador y presiones para que vuelva la unidad al bando independentista. Sin embargo cita a una académica británica especializada en movimientos nacionalistas que asegura: “A primera vista, todo parece un gran lío… pero la vida política sigue y Cataluña sigue necesitando un gobierno”.

Die Tageszeitung acusa a Rajoy de esconderse tras los jueces y Alemania. El comentario de Reiner Wandler sostiene que el comportamiento del gobierno y la justicia españoles en Cataluña es “similar a un golpe de estado”. Y en concreto acusa a Mariano Rajoy de “esconderse tras los jueces en lugar de abordar un problema político con la política”. Y añade que el presidente español confía en que Alemania lo apoye en este “proceder autoritario”. Apunta que en Europa y en Cataluña, se cree firmemente en que el poder judicial alemán es independiente y defiende los derechos fundamentales. Por ello considera que “la entrega de Puigdemont, tras los tanques contra los kurdos, sería una segunda mancha muy oscura” para su país.

Le Point apunta que la detención de Puigdemont debilita al independentismo catalán. El texto del diario galo es de François Musseau recoge algunas de las primeras consecuencias del arresto del ex presidente catalán como las manifestaciones y altercado en Barcelona o las pintadas en la casa del Juez Llarena. Pero sobre todo apunta que la noticia supone un punto de inflexión para el “procés” y advierte de que los independentistas están ahora “fuertemente debilitados” al tener 22 líderes perseguidos por el Tribunal Supremo. Y apunta que si en mayo, no han logrado elegir nuevo presidente de la Generalitat, se convocarían nuevas elecciones autonómicas que en caso de derrota de los independentistas reducirían a la nada todos sus esfuerzos por crear la nueva República.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email