El acto de entrega de armas de la banda terrorista en Bayona es interpretado en los medios de todo el planeta como el fin efectivo de la campaña violenta de ETA y como una “franca derrota” de ésta ante la democracia española. Pero se resalta que la reacción del gobierno de Madrid está siendo “cautelosa” y “fría”, insistiendo en la línea dura y la negativa a participar en el proceso y dar concesiones a los terroristas. Desde la prensa francesa, esa “frialdad” del gobierno español es especialmente puesta de relieve al señalar que para que se complete la paz y se curen las heridas harán falta más gestos además del desarme. Otros apuntan que la “lenta agonía” de ETA y lo mucho que ha tardado el desarme han provocado cierto “cansancio” en la opinión pública español. Y algunos como The Times enfatizan que el acto de ETA es considerado “relaciones públicas”.

BBC dice que la violenta campaña de ETA se acaba con apenas un susurro. El análisis que firma Lyse Doucet, su redactora jefe de internacional presente en el acto, señala que el sábado se cerró un oscuro capitulo y que acabo de forma efectiva con la última insurgencia en el corazón de Europa. Señala que la acción de ETA fue sobre todo simbólica, ya que buena parte de su arsenal estaba obsoleto, pero apunta que “el simbolismo importa” en un conflicto que ha dejado profundas heridas en la sociedad española. Resalta que a diferencia de Irlanda del Norte o Colombia, el gobierno español, y el francés, se negaron a participar en el acto de desarme, pero este 8 de abril “miraron para otro lado”. Deja caer, citando a Giles Tremlett, que en cierta forma la estrategia de línea dura del gobierno español ha funcionado y ETA ha sido derrotada. Y enfatiza que la banda ha cerrado su capítulo “apenas con un susurro”.

The New York Times resalta que ETA entrega sus armas a las autoridades francesas ante la “cautela” del gobierno español. La crónica de Raphael Minder recoge que la policía francesa recogió armas, munición y explosivos de ocho zulos del grupo separatista vasco todos en Francia en un paso hacia su desarme. Pero apunta que mientras el ministro de interior galo calificó el hecho de “paso decisivo”, su homólogo español, Juan Ignacio Zoido se mostró más cauteloso, pidiendo el desmantelamiento de la banda y advirtiendo de que no habría indulgencia con los miembros restantes. Menciona asimismo que expertos españoles creen que las armas entregadas son solo parte del arsenal de ETA y no incluyen las que podrían ser usadas para identificar a asesinos.

The Guardian da la lista de armas de ETA y habla de “franca derrota” de la banda. La información de Giles Tremlett que fue uno de los tres periodistas invitado al acto de desarme, detalló que ETA entregó 118 pistolas y rifles, 25.700 cajas de munición y 2.875 kg de explosivos a la policía francesa. Enfatiza que 50 años después de empezar a usar la violencia contra la dictadura de Franco, ahora ETA parece estar derritiéndose, rechazando reconocer lo que muchos observadores consideran ha sido una victoria franca del gobierno democrático español, que no ha hecho concesiones para la entrega de armas de la banda. Aunque menciona que existe el riesgo de división en ETA ya que existen militantes partidarios de la línea dura que no están contentos con los acontecimientos.

Le Monde subraya que Madrid se mantiene “de mármol” y considera insuficiente el desarme de ETA. Da los detalles del acto de entrega de armas de ETA y de como ha sido calificado de día histórico por los participantes y por miembros del gobierno francés. Advierte sin embargo que el desarme era una condición necesaria para la paz, pero no la única y señala que para pasar página harán falta más gestos hacia los presos y las “víctimas de los dos lados”. En este sentido resalta que tras el desarme el gobierno español no parecía dispuesto a discutir ningún asunto. Señala que su reacción fue exigir que ETA se disuelta y pida perdón y resaltar que la entrega de armas significa la derrota de definitiva de la banda frente a la democracia española.

The Times sostiene que la entrega de armas de ETA es una táctica de relaciones públicas. La información de su corresponsal Graham Keeley pone de relieve la reacción de expertos antiterroristas que han desdeñado la afirmación del grupo separatista vasco de que ha entregado la totalidad de sus armas como “poco más que una táctica de relaciones públicas”. Señala que la decisión de ETA de dar la localización de 130 armas y 3,5 toneladas de explosivo poner fin a casi 50 años de conflicto sangriento, pero señala que ha sido recibida con cautela por el gobierno francés y con la petición de que se disuelva y pida perdón por el español.

La Croix señala que el gobierno acoge con frialdad el desarme de ETA. El artículo de Valerie Demon apunta que la organización terrorista entregó el sábado una lista con 8 escondites de armas a las autoridades francesas, pero Madrid se mantiene firma y espera la disolución de ETA. Añade que el acto de la banda vasca es percibido por los medios españoles como una “rendición” y un “derrota” de ETA. Recuerda que la banda ha causado 829 muertes, pero enfatiza que España en general asiste a la “lenta agonía” de ETA con “alivio pero también cansancio y casi indiferencia” y que muchos consideran que el desarme llega tarde.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email