Las manifestaciones por la Diada, masivas aunque menores que las de años anteriores, evidencian  cómo Cataluña está redoblando su desafío secesionista, en un momento en el que España está inmersa en un estancamiento y una “seria” crisis política. Éste es el análisis que hacen medios de todo el globo tras la celebración del 11 de septiembre en Cataluña. Se subraya que por quinto año consecutivo ha habido manifestaciones masivas en la región en favor de la independencia, aunque se advierte que la de este 2016 ha sido menor. También se mencionan cierta divisiones en el bando secesionista, pero se resalta que Cataluña parece decidida a endurecer el pulso justo en un momento en el que España está sin gobierno y sumida en un bloqueo sin precedentes.

NOTICIA ACTUALIZADA: Bloomberg cree que empiezan a verse signos de fatiga en el movimiento secesionista catalán

The New York Times destaca que coincidiendo con la parálisis política de España, Cataluña ha renovado su petición de independencia. La crónica de Raphael Minder recoge cómo cientos de miles de catalanes independentistas salieron a la calle el 11 de septiembre por quinto año consecutivo para presionar a los políticos en favor de una secesión de España. Apunta que la de este año ha sido menor que las anteriores, pero enfatiza que a diferencia de esas manifestaciones previas de la Diada, la actual se ha producido cuando España atraviesa una “seria” crisis y parálisis política y sigue sin gobierno. Destaca asimismo que las marchas de la Diada han contado por primera vez con la presencia de un presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y con la de Ada Colau, actual alcaldesa de Barcelona.

BBC apunta que cientos de miles de personas se manifiestan en Cataluña por la Diada, aunque habla de “fuerte descenso” comparado con 2015. Explica que unas 800.000 personas salieron a la calle en Barcelona y otras cuatro ciudades catalanas pidiendo separarse de España. Pero señala que estos números suponen un “fuerte descenso” comparados con los del año anterior en el que 1,4 millones de personas se manifestaron sólo en Barcelona. Añade que España ha bloqueado sistemáticamente los intentos de celebrar un referéndum secesionista y menciona también que han surgido ciertas divisiones dentro del movimiento separatista.

La Croix sostiene que Cataluña ha endurecido su pulso con España. El artículo de Marie Verdier advierte que las instituciones catalanas siguen desarrollando su hoja de ruta para proclamar la independencia de España y han vuelto a aprovechar las manifestaciones de la Diada para recalcar su mensaje de que tienen derecho a que se reconozca a Cataluña como una nación. Pero enfatiza que la crisis catalana explica en parte las dificultades a la que se enfrenta España desde hace nueve meses para formar gobierno, ya que evidencia la falta de diálogo, aunque señala la paradoja de que el bloqueo político del páis se explica en gran parte por la cuestión catalana, pero ésta no puede resolverse sin interlocutor en Madrid.

Al Jazeera recoge que los separatistas catalanes se manifiestan al tiempo que intentan limar sus diferencias sobre el plan secesionista. Explica que cientos de miles de personas se han unido a las marchas por la Diada en la que se pedía acelerar el proceso de desconexión de España. Aunque resalta que la preparación de estas manifestaciones ha coincidido con una disputa entre los partidos separatistas catalanes, JxS y la CUP, sobre el plan a seguir para conseguir la independencia. Añade que el campo secesionistas espera que las masivas manifestaciones insuflen nueva vida a la campaña que se está moviendo más lento de lo que quisieran sus seguidores.

ACTUALIZACIÓN:

Bloomberg cree que empiezan a verse signos de fatiga en el movimiento secesionista catalán. La crónica de Esteban Duarte se titula “Hasta los separatistas catalanes están cansado del interminable impulso independentista” y recoge que Cataluña ha celebrado su marcha anual pro independencia con el eslogan “A punt”, indicando que ven la meta cerca. Pero sostiene que empiezan a verse signos de cansancio en el movimiento. Apunta que la participación en la Diada fue un tercio inferior a la de 2015 y hay cada vez más dudas en la gente de que el gobierno regional pueda cumplir su compromiso de forzar un ruptura con Madrid el año que viene.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.