La propuesta a la ONU del ministro Margallo de crear un tribunal específico para crímenes de terrorismo, al margen del TPI, es analizada por diarios como Rossiskaya Gazeta y Público. Se destaca que la idea evitaría “dobles raseros” y sortearía el bloqueo de algunos países, pero le señalan pegas. Por un lado la dificultad de crear por consenso una definición de terrorismo internacional y por otro que aumentaría la burocracia y consumiría recursos, cuando el TPI, con ajustes podría encargarse de ello.

Rossiskaya Gazeta apunta que crear un tribunal sin dobles raseros para terroristas internacionales será difícil al no existir consenso en la definición de terrorismo. La crónica es de Anna Fediákina y se titula: “Терроризму подберут площадку” recoge las palabras del ministro Margallo de que hace falta un tribunal que acepten todos los estados para este tipo de crímenes, ante la imposibilidad de que se encargue el TPI porque países como EEUU e Israel no reconocen como vinculantes sus resoluciones. Señala que la innovación de la iniciativa española es que propone crear un terreno comúnmente reconocido para la instrucción de los crímenes por terrorismo y para evitar dobles estándares y la politización del problema, plantean definir por consenso el término terrorismo. Pero advierte de la dificultad para esta tarea al no existir herramientas internacionales para ello y ni siquiera una definición única de terrorismo internacional.

Público defiende que sería mejor hacer ajustes en el TPI que crear un nuevo tribunal. Su editorial se titula: “¿TPI al margen? recoge la proposición de España a la ONU crear un Tribunal Internacional para juzgar los crímenes de terrorismo. Pero señala que eso tendría sentido si no existiera ya el TPI, Tribunal Penal Internacional. Admite que esta corte pese a tener la adhesión de más de 120 naciones, no es aceptada por países como Estados Unidos, China o Israel, pero no cree que esto justifique crear otro tribunal que amplie la burocracia y consuma más medios “innecesariamente”. En vez de eso defiende hacer ajustes en el TPI para que su representatividad sea plena y éste pueda ser aceptado por los que todavía lo rechazan.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.