La prensa internacional destaca que la dimisión del presidente del Tribunal Supremo se debe a las  acusaciones por malversar fondos públicos en sus viajes. Y resaltan que es otro golpe para España y una de sus principales instituciones en medio de la grave crisis economica.

La dimision de Divar en Die Tageszeitung

El New York Times habla de un golpe a la imagen de España por el escándalo. El artículo que firma Raphael Minder resalta: “El presidente del Supremo dimite por la acusación de malversar dinero público. La imagen de España sufrió otro golpe el jueves cuando Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo renunció tras ser acusado por un juez compañero suyo de pasar gastos de vacaciones como dietas de trabajo.”

Explican que es la primera dimisión de un presidente del Tribunal Supremo en España y que “el escándalo por los gastos de Divar salió a la luz, cuando el poder judicial está viviendo un tensa situación por varios casos de corrupción contra políticos de los partidos más importantes del país. La monarquía también se ha visto salpicada por las investigaciones y el yerno del rey Juan Carlos I, se convirtió en el primer miembro de la familia real en comparecer ante un tribunal en febrero”.

El diario también recoge la valoración del abogado Javier Cremades que cree que “la crisis ha generado una saludable hipersensibilidad hacia el uso del dinero público y el privilegio de las autoridades. Pero la dimisión de Divar es una mala noticia para España porque proyecta una pobre imagen de nuestras instituciones más importantes”.

El Wall Street Journal destaca que es un golpe a una de las principales instituciones. Su artículo recoge: “El presidente del Tribunal Supremo de España ha dimitido después de que se cuestionara su uso de fondos públicos. Es un golpe a una de las principales instituciones del país, cuando éste se enfrenta a la crisis económica más dañina de las últimas décadas. Carlos Dívar, que preside el Tribunal y el Consejo General del Poder Judicial, dejará el cargo de ambas organizaciones en medio de una pérdida de confianza en su liderazgo entre los miembros del consejo”.

Fox News resalta que el escándalo por los viajes de Dívar ha irritado a los españoles. Explican que “el presidente de la Corte Suprema de España renunció el jueves en medio de acusaciones de que pasó las facturas al gobierno de decenas de viajes privados a balnearios y hoteles en la playa. Este caso de presunto fraude de un alto cargo con dinero público estaba siendo otra fuente de irritación para los españoles que soportan una recesión, una tasa de paro del 24,4% y los crecientes temores de que el país podría necesitar un rescate.” Y añaden: “En abril, el rey Juan Carlos fue objeto de duras críticas por irse de viaje a cazar elefantes a Botswana durante una semana particularmente mala en la crisis económica.”

Die Tageszeitung resalta que Divar era presidente del Supremo en “el mayor escándalo judicial” en España: la condena a Garzón. La crónica de Reiner Wandler destaca: “Al final sí ha dimitido. Desde que Carlos Dívar, el juez español de máximo rango, fue inculpado a principios de mayo de haber disfrutado de 32 viajes privados contabilizados como viajes de servicio, el jurista conservador ya no dejó de ocupar los titulares. Hoteles de lujo, costosas cenas para dos ?? Dívar llevaba años viajando constantemente a lo largo y ancho de España con su jefe de seguridad, un policía nacional. Durante la época en la que desempeñó el cargo tuvo lugar el mayor escándalo judicial en España desde la introducción de la democracia: la inhabilitación del conocido juez Baltasar Garzón.

Euronews recoge que aunque Divar ha cedido a la presión, niega las acusaciones. Apuntan: “Mientras los españoles de a pie se aprietan el cinturón, el juez más importante del país ha dimitido en medio de acusaciones de que utilizó fondos públicos para pagarse viajes a destinos turísticos. El Presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar fue acusado de utilizar 30.000 euros de su cuenta de gastos oficiales para pagar en hoteles de lujo y restaurantes, principalmente en Marbella. Pese a ceder a la presión del escándalo de un mes de duración, Divar niega las acusaciones. Dice que los viajes en cuestión eran oficiales y que  pagó la parte privada de su propio bolsillo.”

El Comercio destaca que es la primera vez en la historia que dimite un presidente del Supremo en España. El diario peruano en un texto de su corresponsal Yolanda Vaccaro recoge: “Asediado por las denuncias, Carlos Dívar dimitió. Llevaba varias semanas bajo fuego mediático, luego de que uno de los vocales del CGPJ, José Manuel Gómez Benítez, lo denunciara por corrupción. Gómez denunció a Dívar por haber cargado a las cuentas del CGPJ los gastos de viajes privados que hizo durante más de 30 fines de semana a ciudades de la costa española como Marbella.

Tras la denuncia, la fiscalía ??dependiente del Gobierno??, en un proceso inusualmente rápido, decidió que no había delito. Pero tanto la opinión pública como los propios miembros de la judicatura acusaron la falta de ética que el caso entrañaba. Poco a poco el resto de vocales del CGPJ fue retirando su apoyo a Dívar. Y a este no le quedó más remedio que dimitir ante un vendaval de protestas contra su continuidad en el cargo”.