Los grandes medios financieros internacionales recogen que Telefónica ha cancelado su dividendo y el Banco Santander dedicado casi todos sus beneficios a las provisiones. Se analiza los movimientos de las dos empresas como un intento de protegerse ante el empeoramiento de la crisis española.

Sede de Telefónica
(Foto: Flickr/Voces)

El Wall Street Journal destaca que Telefónica cancela el dividendo por la inestabilidad. Explican que la mulitnacional española “cancelará su dividendo y su plan de recompra de acciones para 2012 por la inestabilidad del entorno económico y financiero. Con esta medida, la operadora pretende fortalecer su balance, reteniendo los beneficios generados y reducir su deuda a corto plazo. Además, espera reducir el riesgo de ejecución de su plan de gestión y venta de activos, con el que la empresa sigue comprometida, además de seguir invirtiendo para incrementar sus operaciones. Telefónica anunció también una reducción del 20% del salario de los miembros de su consejo de administración y del 30% en el caso de los directivos.”

Y sobre el Banco Santander resaltan que se “hunde su beneficio a causa de las provisiones sobre la inmobiliaria. Destacan que “las ganandias de la entidad han caído mucho más de lo que esperabna los nanalista al haber usado el Santander practicamente la totalidad de sus ganancias en el segundo trimestre para aumentar sus provisiones contra posibles pérididas provocadas por la exposición inmobiliaria en el mercado doméstico.”

El Financial Times ve la acción de Telefónica como una forma de protegerse frente a la débil economía de España. Destacan que “Telefónica ha suspendido el pago de dividendos y recortado el sueldo de sus directivos en una drástica medida con vistas a proteger la compañía frente a lo que ha calificado de ??riesgo elevado? de que la economía española siga deteriorándose. Telefónica está lidiando con un montón de deuda neta de 58.000 millones de euros y una calificación de crédito que está sólo un punto por encima del bono “basura” en un momento en que las empresas españolas están descubriendo que la crisis de la deuda soberana del país está haciendo subir sus costos de endeudamiento.”

Reuters resalta que es la primera vez que la empresa elimina su dividendo desde la Guerra Civil. Su artículo dice: “La decisión de Telefónica de eliminar su dividendo por primera vez desde la Guerra Civil española en la década de 1930 refleja la amplia preocupación de las empresas por el hecho de que la profundización de la crisis económica de España puede convertir las pesadas deudas de las compañías en insostenibles.

Le Monde explica que el Santander ha sacrificado su beneficio por las provisiones. Su artículo dice: “El banco español Santander, número uno en la zona euro por capitalización, ha sacrificado sus ganancias en el segundo trimestre, que se derrumban un 92,8% sobre un año tras a 100 millones de euros, al realizar importantes provisiones bajo presión las autoridades. El Santander asegura que `el gran esfuerzo que están ahciendo les permitirá dejar atrás el saneamiento del riesgo inmobiliario´”.

Les Echos habla de una Telefonica constreñida a la austeridad como España. Su crónica apunta que “el grupo de telecomonucaciones ha renunciado a pagar el dividendo en 2012 y ha reducido a la mitad el de 2013. El endeudamiento masivo se ve insostenible. Y se teme un posible efecto dominó por la degradacion de la nota de Madrid.

El Daily Telegraph ve la decisión del Santander un síntoma de la enfermedad bancaria en España. Aseguran “El Santander ha visto reducido a la mitad sus ganancias en la primera mitad del año 2012 después de descontar miles de millones de euros sobre el valor de activos inmibiliarios en sus libros para cumplir con las exigencias  del gobierno. La medida tomada por el mayor banco de la zona euro es un síntoma de la enfermedad que azota los prestamistas españoles tras el pinchazo de la burbuja  inmobiliaria de 2008.”

Print Friendly, PDF & Email