La cadena de noticias sudafricana IOL publica un analisis de cómo la crisis y el paro han creado un “ambiente generalizado de miedo que está cambiando las actitudes hacia el trabajo” en España. Comentan la reforma laboral y creen que los efectos de esta situación van a condicionar a la sociedad en el futuro.

Una pintada en una oficina de empleo
(Foto: Flickr/Noman´sland)

IOL explica que “se espera que el desempleo record en España comience a disminuir gradualmente a partir de 2013, pero sus efectos, incluyendo los emocionales, puede que vayan a ser los que den forma a la sociedad mucho más lejos en el futuro. El alto y persistente paro en España y otros países europeos ha creado un ambiente generalizado de miedo que está cambiando las actitudes hacia el trabajo y el mercado laboral, en opinión de algunos analistas.”

Se cita al economista Fernando Luengo que asegura: “La gente tiene tanto miedo de perder sus puestos de trabajo que están dispuestos a aceptar una erosión constante de sus condiciones laborales. Hay un miedo a perder lo que tenemos que se ha extendido por Europa”.

Y como ejemplos recogen datos cómo el aumento de abortos en Galicia en 2009 en un 25% o cómo la drástica reducción de bajas por enfermedad en 2010: “en circunstancias normales, estos cambios podrían señalar un aumento de motivación hacia el trabajo. Pero mientras se sabe que cierta cantidad de ansiedad es necesaria para un buen desempeño, demasiada `bloquea la creatividad y el talento´que es lo que las empresas quieren de sus empleados.”

IOL menciona también las denuncias de la página web EconoNuestra de que “hay empresas que se aprovechan del miedo, para presionar a sus empleados para que trabajen más horas, amenazándoles con trasladarse a países más baratos.” Recogen también una frase del periodista Joaquin Estefanía: “El miedo siempre ha sido un fiel aliado de los poderosos”. Aunque apuntan que “los economistas ortodoxos, sin embargo, ven en las reformas liberales que dan las empresas más poder sobre las condiciones de trabajo, una manera de salir de esa economía del miedo.