Tras la orden de prisión para 8 ex-ministros catalanes, la BBC preguntó en su programa estrella de debate: “¿Está actuando España como un estado fascista?” Es un ejemplo de la sorpresa y controversia que ha provocado en el exterior, la decisión de la Juez Lamela de decretar prisión preventiva para los consellers catalanes y el vicepresidente Oriol Junqueras. La prensa internacional se hace eco en masa de la noticia, algunos incluso como The Telegraph o Le Figaro lo llevan en grande en sus portadas en papel, y se destaca especialmente que evidencia la “dureza” con la que las instituciones centrales españolas -que fuera se suelen englobar bajo el término genérico “Madrid” y que en este caso incluye tanto al gobierno como a la justicia- están actuando en esta crisis.

Hay medios como el Washington Post que incluso mencionan la palabra “crackdown” (represión) en su crónica. Pero en general lo que se señala es que la decisión contribuye a reforzar el mensaje independentista catalán de que “no es posible un juicio justo” en España, además de aumentar el riesgo de relanzar el movimiento secesionista y alterar la tendencia política que parecía haber conseguido “cierta calma” en Cataluña con las elecciones del 21D.

The New York Times enfatiza que una jueza española encarcela a 8 independentistas catalanes antes de juicio. La crónica de Rapahel Minder destaca que menos de una semana después de proclamar la independencia, 8 ex miembros del gobierno catalán han sido encarcelados sin fianza acusados de rebelión. Apunta que el fiscal español busca perseguir en total a 20 independentistas catalanes, incluido el presidente Carles Puigdemont, que sin embargo no se presentó ante el juez tras haberse desplazado a Bélgica. Apunta que la detención de la mitad del ejecutivo catalán parece haber devuelto energía al movimiento independentista tras la confusión creada por la desaparición de Puigdemont. El artículo coincide con un editorial del NYT en el que precisamente se pedía a Rajoy “magnanimidad” para intentar arreglar una crisis que ha dañado fuertemente a España y Cataluña.

Washington Post resalta que los líderes catalanes son encarcelados una semana después de declarar la independencia y habla de “dura represión”. La noticia de Michael Birnbaum se hace eco de la decisión judicial sobre los miembros del gobierno catalán señalando que “extiende la dura represión sobre los esfuerzos independentistas”. Añade que la decisión fue criticada incluso por anti-independentistas catalanes que la han tachado de “innecesariamente dura” y por algunos líderes europeos, como la primera ministra de Escocia y el máximo responsable de Flandes en Bélgica, dos regiones que también tiene sus propias ambiciones independentistas.

La BBC ha resaltado las protestas tras la orden de prisión y planteado si España está actuando como un estado fascista. La crónica de la Tv británica explica que miles de catalanes han salido a la calle para protestar contra el encarcelamiento de 8 ministro regionales acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. Recoge que los manifestantes han pedido la libertad de los “presos políticos” y la decisión judicial ha sido condenada también por partidos políticos y asociaciones cívicas.  El programa de debate político estrella de la BBC “Question Time” al que asisten diferentes personalidades y expertos planteó además la cuestión a su panel de si esta decisión implicaba que España estuviera actuando como un estado fascista.

En Euro Intelligence dicen que “no parece” que España pueda garantizar un juicio justo. El artículo del prestigios analista Wolfgng Munchau, que también escribe para el Financial Times, señala que Carles Puigdemont están en Bruselas buscando un titular que diga “la justicia belga dictamina que España no garantiza un juicio justo”. Y considera que tras la decisión de la jueza Lamela de mandar a prisión preventiva a 9 ex-miembros del gobierno catalán, Puigdemont tiene casi garantizado conseguir ese titular.

Le Monde apunta que la orden de prisión contra 8 ex ministros catalanes puede alterar la tendencia política y relanzar a los independentistas. La información dsel diario francés que firma Sandrine Morel señala que la decisión de la justicia española de encarcelar preventivamente a Oriol Junqueras y otros siete ex ministros catalanes corre el riesgo de provocar un cambio real que altere la tendencia política y  la “cierta calma” que parecía haber vuelto a Cataluña. En concreto señala que las detenciones pueden provocar un relanzamiento del movimiento independentista y convertir las elecciones del 21D, que tenían como objetivo devolver la “normalidad” en la región, en un doble referéndum sobre la independencia y el gobierno de Rajoy.

The Irish Times apunta que el encarcelamiento de los políticos catalanes podría provocar una reacción. La crónica de Guy Hedgecoe en el rotativo irlendés sostiene que la decisión judicial de enviar a presión preventiva a 9 miembros del gobierno catalán es la última evidencia de que en la crisis catalana las instituciones -tanto gobierno catalán, como español como Justicia- están usando los “instrumentos más drásticos” a su disposición. Recoge los argumentos de la juez Lamela, pero advierte de que dado que el ambiente en Cataluña está “tan altamente cargado”, incluso una decisión judicial puede tener profundas repercusiones políticas y puede provocar una reacción en contra. Añade que “Puigdemont esperaba que su exilio en Bélgica pusiera la causa catalana en las narices de Europa. Pero puede que el auto judicial haya sido más efectivo”.

Bloomberg apunta que la “dureza” de Madrid lleva a la cárcel a catalanes y a que las partes se atrincheren. La información de Charles Penty y María Tadeo recoge la reacción de Puigdemont desde Bruselas al encarcelamiento de sus consellers como un “ataque a la democracia” y se hace eco de las protestas en la calle contra lo que se percibe como una estrategia de Rajoy de recurrir a los tribunales para castigar a los independentistas. Pero menciona encuestas que señalan que los independentistas podrían voler a tener mayoría absoluta el 21D y cita a un analistas que advierte de que la táctica de “dureza” del gobierno central no está logrando ningún avance en la crisis y sólo contribuye a que se “atrincheren las posiciones”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email