España quiere negociar con Bruselas una prórroga de un año que retrase hasta 2017 el objetivo del 3% de déficit. La noticia publicada por el diario El País ha tenido amplio eco en medios globales. Se señala que “no sorprende” esta intención del gobierno español dado que el “amplio incumplimiento” del déficit en 2015, “compromete seriamente” que se pueda alcanzar el objetivo del 2,8% en 2016, ya que necesitaría 23.000 millones de euros para ello. También se advierte que dada la cada vez más probable repetición de las elecciones, el nuevo gobierno tendría poco tiempo para hacer ajustes.

Les Echos señala que “no sorprende” que Madrid quiera un año más para corregir sus cuentas. La crónica es de su corresponsal Cécile Thibaud y apunta que el gobierno espera negociar la prorroga con Bruselas, según informaciones filtradas a la prensa, dado que el objetivo del 2,8% de déficit para 2016 está “fuertemente comprometido” tras el amplio incumplimiento de la meta en 2015. En este sentido señala que la hipotesis de que se pida un año de gracia adicional “no sorprende apenas”. Recoge que Madrid busca un nuevo calendario que contemplaría un objetivo del 3,7% para 2016 y del 3% para 2017, basado en una previsiones macroeconómicas “más realistas” y como contrapartida,  se comprometería a aumentar la presión sobre las autonomías, en donde 14 de 17, incumplieron sus presupuestos en 2015.

Reuters dice que España pedirá un retraso a la UE porque para cumplir el déficit en 2016 necesitaría 23.000 millones. Señala que el gobierno español planea pedir un año extra a la Comisión, después de que el incumplimiento de su objetivo en 2015 haya generado una perspectiva de nuevos recortes. Advierte que el 5% de déficit registrado está lejos del 4,2% acordado con Bruselas, pero sobre todo implica que para llegar al 2,8% en 2016, España necesitaría encontrar 23.000 millones de euros a través de aumentos de impuestos y recortes. Recuerda que las medidas de austeridad que el gobierno actual ha impuesto durante la crisis han sido muy impopulares y han hecho que los votantes se alejaran de los partidos tradicionales en las elecciones del 20D y hayan dejado a España sin una mayoría lo suficientemente amplia para formar gobierno.

La Tribune recuerda que el déficit español en 2015 fue uno de los peores de toda la UE, pero advierte que habrá poco tiempo para que un nuevo gobierno haga ajustes. Recoge que el gobierno español tiene intención de pedir a la Comisión un año adicional para la reducción del déficit público. Recuerda que España debía alcanzar en 2015 un déficit del 4,2% del PIB, pero ascendió al 5%, convirtiendo al país en uno de los “peores alumnos” de la UE en este campo. Añade que España debe enviar previsiones a Bruselas antes de mayo y si se acepta la prorroga, se comprometería a hacer más recortes. Pero advierte que dada la perspectiva cada vez más probable de que se repitan las elecciones generales, el próximo gobierno tendrá poco tiempo para hacer los ajustes presupuestarios necesarios.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.