El plan presentado por el gobierno español en Bruselas para modernizar la arquitectura del euro ha tenido eco en varios medios del Continente. Resaltan sobre todo que España se alinea, con estas propuestas, con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, pidiendo mayor integración. Y en concreto se resalta que el plan español contempla una auténtica unión bancaria, con eurobonos, y un seguro de desempleo europeo común, como medidas que solventen las vulnerabilidades de la zona euro y no sean solo soluciones a corto plazo.

The Politico apunta que España quiere eurobonos y un seguro de paro común en su apuesta por mayor integración europea. La información de Diego Torres resalta que el gobierno de Rajoy se ha unido a las filas de lo que piden una profunda reforma de la eurozona y se ha alineado con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macro. Explica que España ha presentado a la Comisión una propuesta para avanzar en la integración económica porque considera que la actual “arquitectura de la eurozona” ya ha demostrado que es vulnerable y carece de mecanismo de absorción de choques. Y en concreto destaca que propone que se complete la unión bancaria y que se implementen los eurobonos, además de pedir un presupuesto anti-crisis y un seguro de desempleo común.

Il Giornale habla del “desafío” de España en Bruselas con su plan para refundar el euro. Se hace eco de la presentación por parte del gobierno español de un documento pidiendo la puesta en práctica de una unión económica y fiscal más amplia y defendiendo que hay que “pasar a la fase dos del euro”. Señala que la propuesta de España pasa por refundar el euro sobre nuevas bases, creando una unión económica más completa, con una unión bancaria y eurobonos, así como un sistema de seguro de desempleo a nivel europeo que pueda sustituir al menos en parte los sistemas nacionales.

Digital Look resalta que España pide modernizar la arquitectura de la eurozona. El texto de Alexander Bueso apunta que Madrid se ha unido a las peticiones francesas de tener un “gobierno económico real” en la zona euro, afirmando que la recesión ha revelado la necesidad de un plan bien estructurado y no solo soluciones a corto plazo. Apunta que el gobierno español, cree que la moneda única europea es un “proyecto sin acabar” y tiene pendiente una completa unión fiscal. Menciona los puntos que defiende España en su documento de siete páginas, como los “criterios de convergencia” fiscales y de comercio exterior que tendrían que cumplir los socios y resalta que también considera que los ministros de economía de los miembros deberían ser más democráticamente responsables.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.