La cadena humana independentista del pasado fin de semana, el fin de ETA y algunas iniciativas recientes en el paisaje político del País Vasco han provocado que algunas cabeceras de la prensa global hayan puesto el foco en la región, ante la posibilidad de que se el movimiento independentista se esté reforzando allí y puede plantear un nuevo desafío territorial a España. Se resalta la noticia de que unas 175.000 personas participaron en la cadena humana en favor del derecho a decidir en Euskadi y de que los independentistas vascos están intentando ganar influencia en la región, tras la desaparición de ETA. En este sentido se señala que algunas personalidades del PNV participaron en la manifestación y que el partido ha dicho que quiere un estatuto que reconozca la nación vasca y el derecho a decidir… aunque se enfatiza que lo hce “sin querer contrariar a Madrid”. Se resalta también que la crisis catalana ha dejado marca en Euskadi y que el apoyo a la independencia vasca está estancado o en retroceso.

Washington Post se hace eco de la cadena humana de miles de personas pidiendo una votación sobre la independencia de Euskadi. El diario estadounidense detalla cómo decenas de miles de vascos con las manos unidas formaron una cadena humana a lo largo de 200 kilómetros conectando San Sebastián, Bilbao y Vitoria para pedir un referéndum independentista. Apunta que los organizadores aseguraron que habían participado 175.000 personas, incluyendo a políticos independentistas vascos y catalanes, aunque señala que la policía no dio cifras oficiales. Recuerda asimismo que España ha rechazado permitir un referéndum en Cataluña, donde los políticos intentaron declarar la independencia el año pasado y fracasaron.

Al Jazeera resaltaba que casi 200.000 vascos protestaban en favor del derecho a independizarse de España. La Tv qatarí apunta que tras desaparecer ETA se ha creado espacio en Euskadi para activistas pacíficos relancen el movimiento independentista y destacaba la cadena humana de casi 200.000 personas que se formó en todo el País Vasco en favor del derecho a decidir. Apunta que la manifestación podría dar nuevo ímpetu a los nacionalistas vascos y agravar la “ya turbulenta escena política en Madrid”.

Liberation señala que la cuestión del estatuto vasco se juega ahora nivel político, pero apunta que el PNV no quiere contrariar a Madrid. En un artículo del rotativo galo en el que responden a una pregunta de un lector sobre “¿qué había sido de los movimientos independentistas vascos?”, recordaba que ETA se disolvió hace un mes, aunque la “heridas no cicatrizadas en una sociedad española polarizada dificultaban la reconciliación”. Pero sobre todo enfatizaba que en este contexto la cuestión del estatuto vasco se jugaba ahora a nivel político. En este sentido apuntaba que el PNV que tiene mayoría parlamentaria defiende, junto con Bildu, un estatuto de autonomía “que reconozca la nación vasca y el derecho a decidir… pero sin contrariar a Madrid”. Añadía que en Euskadi el procés catalán había dejado marca y el apoyo a la independencia está estancado o incluso en retroceso, ya que menos de un 15% de los vascos la defiende.

Sud Ouest subraya la cadena humana en un momento en que los independentistas vascos buscan ganar influencia tras el fin de ETA. Se hace eco de la presencia de unas 175.000 personas para unir San Sebastián y Vitoria, pasando por Bilbao, reivindicando el derecho a la autodeterminación de Euskadi. Apunta que fue convocada por la plataforma Gure Esku Dago “Está en nuestra manos” y contó con el apoyo de sindicatos y partidos nacionalistas, incluidas algunas personalidades del PNV. Añade que la manifestación también se organizó para apoyar al independentismo catalán y que tiene lugar en un momento en que los independentistas vascos esperan ganar influencia en la región tras la desparición de ETA, a la que a menudo se les acusó de “hacer el juego”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referid.

Print Friendly, PDF & Email