La multa de 600.000 euros contra Airbnb y HomeAway y en general la campaña de Ada Colau para tratar de limitar el turismo en la ciudad condal es objeto del foco de la prensa global. Se recuerda que la capital catalana vive desde hace tiempo un gran boom turístico y atrae a cerca de 30 millones de visitantes cada año. Se apunta que el turismo genera más del 10% del PIB de la ciudad y el 14% de los empleos, pero a la vez ha provocado serias molestias a los residentes, un aumento de los alquileres y el abandono del centro por parte de muchos. En este sentido, se señala que Ada Colau parece haber tomado partido por el bando de los vecinos y ha iniciado una “guerra” contra el modelo turístico. Y aunque se advierte de que se trata de un “juego difícil”, medios como The Politico o el FT, apuntan que otras ciudades del mundo con problemas similares miran de cerca el experimento de Barcelona.

Forbes profundiza en los motivos por los que Barcelona multa a Airbnb. Recoge
que el Ayuntamiento catalán ha sancionado con 600.000 euros a Airbnb y Homeaway por alquilar 3.812 y 1.744 apartamentos, respectivamente, a turistas sin tener licencia para ello. Explica que es la última medida de la campaña de Ada Colau contra el turismo no regulado. Apunta que Barcelona, junto con otras ciudades como Berlín y París culpa a los websites de viviendas compartidas para turistas de privar a sus ciudadanos de apartamentos para alquilar de forma permanente y de subir los precios de las viviendas en el mercado. Añade que la capital catalana lleva años viviendo un boom turístico y atrae a unos 27 millones de visitantes cada año, aunque recoge la reacción de Airbnb a la multa señalando que creen que son parte de la solución del problema.

The Politico habla de “la guerra contra el turista” de Barcelona. El artículo de Diego Torres explica que los barceloneses se sienten forzados a salir de su ciudad por las “hordas” de turistas que “elevan los alquileres, atiborran las calles y traen borrachos y locales más caros”. Y resalta que Ada Colau, a la que recuerda se ha descrito como “la alcaldesa más radical del mundo”, se ha puesto de su parte y está tratando de poner remedio a la “burbuja turística” que vive Barcelona. Se hace eco de algunas de sus medidas como congelar las licencias turísticas en el centro o las multas a Airbnb y otras web de intercambio de alojamientos en su búsqueda de un nuevo modelo en pos de un turismo sostenible y que beneficie a sus ciudadanos.

 

En este sentido apunta que los ojos del mundo turístico están puestos sobre ella ya que otras ciudades tienen el mismo problema. Pero advierte de que Colau se encuentra ante un juego “difícil de jugar”, porque Barcelona es una ciudad en la que el turismo es una industria clave que genera ingresos de 1,6 millones de euros que suponen entre el 10% y el 12% del PIB de Barcelona y el 14% del empleo.

Financial Times ve la multa de Barcelona como la última escaramuza contra servicios online de economía compartida. La crónica de Ian Mount sostiene que la sanción de 600.000 euros contra Airbnb y HomeAway decretada por la alcaldesa catalana por alquilar pisos sin licencia y por cortos plazos es la última “escaramuza” entre autoridades locales en todo el mundo y servicios de online de vivienda compartida. Apunta que otras administraciones como Berlín y Nueva York también han culpado a Airbnb por elevar los alquileres, pero recuerda que esta es la segunda sanción que adopta Barcelona contra el servicio, ya que en 2015 anunció otra multa de 30.000 euros. Y apunta que la ciudad está además inmersa en un “amplio esfuerzo” para controlar el boom turístico que ha irritado a muchos residentes.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email