Dos diarios digitales económicos analizan el dato de producción industrial española en noviembre. Business Insider lo califica de “horrendo” y recoge que la caída es mayor de lo esperado.

Por su parte Zerohedge dice que la caída deja la producción industrial a niveles de 1993 y lo achaca a la subida del IVA.

Una fábrica de coches

Business Insider habla de una horrenda caída de produccion industrial peor de lo que se esperaba. sostiene: “Nadie está hablando mucho sobre la crisis de la deuda financiera o soberana en España en estos momentos. Pero la economía sigue siendo sombría. La producción industrial española en noviembre registró una enorme caída mucho peor de lo estimado. El Índice de Producción Industrial (IPI) ha experimentado una variación anual del -7,3% en noviembre, más de ocho puntos por debajo de lo registrado en octubre. Todos los sectores industriales presentan tasas anuales negativas.

Los que más influyeron fueron: Bienes de equipo, con una variación de -12,9%, debido a la evolución negativa en la mayoría de las actividades que componen este sector. Entre ellos, destaca fabricación de elementos metálicos para la construcción, fabricación de vehículos de motor y y de piezas y accesorios para vehículos de motor. Los bienes intermedios han caído un 7,4%. Las actividades que más influyeron en esta caída fueron la fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias. Por el contrario, la fabricación de otros productos químicos presentó un importante incremento en su producción. Los bienes no duraderos de consumo han caído un 6,1%.”

Zerohedge considera que la subida del IVA española envía la produccion industrial al nivel de 1993. Explican: “En España, las cifras desestacionalizadas indican que la producción industrial cae un 2,3% intermensual en noviembre y un 7,2% interanual. Mientras que se esperaba un rebote después de la fuerte caída registrada en septiembre (-2,8% intermensual) y la actividad plana en octubre, esta es otra señal de que el aumento de tres puntos del IVA en septiembre, así como el ajuste presupuestario en curso siguen pesando sobre la demanda interna. La caída deja el nivel de producción en niveles no visto desde 1993, acabando con la mejor parte de las ganancias en la producción de estas dos décadas.”