El conflicto de la estiba en España ha llegado a la prensa global, que pone de relieve el gran seguimiento de la huelga por parte de los trabajadores que prácticamente han paralizado los puertos. Se explica que el enfrentamiento entre sindicatos, patronal y gobierno se debe a la reforma del sector aprobada bajo presión de Bruselas y que pretende acabar con el monopolio de los sindicatos de estibadores para proveer los servicios de carga y descarga en los puertos. Y se resalta que el conflicto dura desde principios de año, las negociaciones siguen “en punto muerto” y hay más paros convocados. En este sentido se pone el foco en cómo esta situación ya ha provocado que algunas empresas busquen destinos alternativos, lo que puede tener consecuencias económicas al afectar a las rutas comerciales, a las exportaciones y a la propia actividad en los puertos españoles.

Le Monde subraya que los puertos españoles quedan bloqueados por una huelga de casi el 100% de los estibadores. La crónica de Sandrine Morel explica que tras la presión de la UE, el gobierno español ha iniciado una liberalización del sector de la estiba que tiene a los trabajadores en “pie de guerra” desde principios de año. Señala que Europa ha considerado un “monopolio contrario a la libre competencia” el sistema español que obligaba a contratar a estibadores afiliados y que permitió preservar la seguridad y “confortables salarios” de los trabajadores. Pero pone de relieve que tras el primer día de huelga, gobierno, sindicatos y patronal estaban de acuerdo en un punto: el paro en los puertos españoles ha sido un éxito claro, llegando la tasa de huelguistas en Barcelona, Algeciras, Valencia, Bilbao o Galicia a casi el 100%. Aunque advierte de que las negociaciones entre las partes para resolver el conflicto siguen en “punto muerto” y los estibadores han convocado más paros.

Reuters enfatiza que la huelga de estibadores altera las rutas comerciales y las empresas buscan destinos alternativos. Señala que algunos de los mayores terminales portuarios de España estuvieron parados este lunes 5 de junio al redirigir las compañías navieras sus buques de cargo a otros puertos para evitar la huelga de los estibadores. Menciona por ejemplo como Maersk evitó Algeciras y otras firmas usando destinos alternativos en Portugal, Marruecos y Malta. Advierte de que el fracaso en las negociaciones entre sindicatos, empresas y gobierno ha hecho que se convoquen otros cinco días de huelga, lo que aumenta la perspectiva de que el cambio de rutas hacia puertos rivales pueda tener consecuencias, especialmente cuando las mercancías no tienen como destino último España.

The Politico apunta que una huelga paraliza los puertos españoles. El texto de Diego Torres recoge que los más de 6.000 estibadores hicieron huelga este 5 de junio paralizando los 39 puertos de carga que tiene España. Señala que éste era el primer día de huelga convocada por los trabajadores portuarios tras no llegar a un acuerdo con sus jefes sobre la protección de sus empleos dentro de la liberalización de los servicios ordenada por la UE y aprobada por el gobierno que a largo plazo acaba con el monopolio de los sindicatos para proveer servicios carga y descarga. Resalta que prácticamente la totalidad de los estibadores “altamente sindicalizados” secundaron los paros y se espera que sigan haciéndolo en los siguientes días en los que han convocado huelga, lo que podría amenazar a los principales sectores exportadores españoles de maquinaria industrial y coches.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email