Los diarios galos destacan que el País Vasco va a vivir sus primeras elecciones postfranquistas sin la amenaza de ETA. Y resaltan que la irrupción de su brazo político encarnado por Bildu ha alterado el panorama político y puede convertirse en la segunda fuerza más votada. Consideran además que en conjunto con el PNV podrían conformar una sólida mayoría nacionalista que iniciase “el camino” hacia la independencia.

Patxi Lopez, actual lehendakari vasco
(Foto: Flickr/Irekia)

L´Express destaca que la vía poltica independentista tiene el viento de popa. El artículo de Cécile Thibaud se titula  “País Vasco: ETA soluble en las urnas” y asegura: “. La región está convocada a las urnas justamente un año después del anuncio del final de las acciones armadas por la rama clandestina. Los independentistas convertidos a la vía política tienen el viento de popa.

Desde el comunicado de ETA. de octubre de 2011, la banda armada inactiva podría parecer estar reducida a un puñado de clandestinos a la deriva en tanto que su brazo político está a punto de convertirse en una de las principales fuerzas políticas de la región a través de la coalición de izquierda abertzale EH Bildu. Prima el discurso separatista en un programa en el que se habla de decrecimiento y de soberanía alimenticia? La independencia ya no reviste una urgencia absoluta.”

Le Monde detalla la inquietud por el avance de Bildu y el posible camnio hacia la independencia. La crónica de Sandrine Morel señala: “La aparición de Bildu en el escenario político tras diez años de ausencia ha alterado el panorama político. Según las encuestas, el gran perdedor será el Partido Socialista. Los nacionalistas radicales tienen un soporte estable de alrededor del 10% de la población vasca. A esto se añade el hecho de que cada tregua de ETA siempre les ha beneficiado políticamente. Parte del electorado les atribuye el mérito del alto el fuego. A esto se añade el hecho de que la crisis que vive España ha debilitado alos partidos más importantes en favor de las formaciones minoritarias.

Este avance anunciado de los radicales inquieta a las asociaciones de víctimas de ETA y a los partidos no nacionalistas. Lo ven como una redención demasiado rápida de aquellos que durante años han justificado el terrorismo. Otros temen que una gran mayoría nacionalista (según las encuestas del PNV y EHB acumularían el 60% de los escaños) signifique emprender el camino de la independencia.”

Le Point recalca que los nacionalistas vascos van en cabeza en las primeras elecciones sin ETA. Su texto apunta: “El Partido Nacionalista Vasco (PNV) está por delante en la intención de voto en las elecciones regionales del 21 de octubre, las primeras celebradas en el País Vasco sin la amenaza de ETA, mientras que la formación independentista EH Bildu va en segunda posición. La coalición soberanísta Bildu en la que participan ex miembros de Batasuna, el brazo político de la antigua ETA ilegalizada en España en 2003, defiende su proyecto de un estado vasco independiente.

Print Friendly, PDF & Email