Además de la polémica que vive en España por la muerte de una anciana a la que había cortado la luz, la compañía eléctrica tiene otro importante frente abierto al otro lado del Atlántico tras la intervención gubernamental de su filial en Colombia, Electricaribe. La noticia es portada de la mayoría de los medios colombianos que a diferencia de los españoles destacan positivamente la decisión del gobierno de Juan Manuel Santos. Se recuerda que Electricaribe tenía una delicada situación financiera por impagos de facturas, pero se señala que desde hace años prestaba un servicio “deficiente”. En este sentido, se resalta que la intervención ha sido bien recibida en los departamentos de la costa en los que la filial de Gas Natural operaba y se apunta que el gobierno intentará buscar una solución contando con la empresa española, que mantiene su posición de accionista mayoritario.

El Tiempo señala que la intervención de la filial de Gas Natural Fenosa permitirá su reestructuración, primer paso para resolver el problema de la calidad del servicio. Señala que tras la decisión del gobierno se encuentra un esquema para refinanciar la deuda, garantizar la compra de energía en el mercado mayoristas para llevarla de manera eficiente al Caribe colombiano y reestructurar el modelo de prestación de servicio. Se recuerda que Electricaribe tenía una grave situación de flujo de caja, lo que provocó que las deficiencias en la calidad y continuidad del servicio superaran los límites permitidos por la ley. Apunta que se trata del primer paso para solucionar un problema histórico en la zona de Caribe y que el gobierno intentará hacerlo de la mano de Gas Natural Fenosa, ya que esta mantiene su posición de accionista mayoritario, aunque en la primera ronda de negociación no se logró un acuerdo para capitalizar la empresa.

El Universal destaca que la intervención de Electricaribe para garantizar el servicio ha sido recibida con “aleluyas” en el Cáribe. Recoge que la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tomó posesión de los bienes, haberes y negocios de la filial de Gas Natural Fenosa para garantizar el servicio de energía eléctrica en los departamentos de la Costa Caribe. Y enfatiza que la noticia ha sido muy bien recibida en la zona. Recoge específicamente la reacción del gobernador de Bolívar que ha asegurado: “Aleluya, por fin se acaba nuestro tormento y se va una empresa que nos ha maltratado, atropellado y difamado.”

RCN Radio dice que la intervención de Eletricaribe pone a prueba a Gas Natural Fenosa en Colombia. Apunta que los problemas de la distribuidora Electricaribe, controlada en un 85% por el grupo español Gas Natural Fenosa se han acentuado tras la orden del Gobierno colombiano de intervenir la empresa. Apunta que la decisión se tomó tras no llegar la empresa y el ejecutivo de Santos a un acuerdo para capitalizar la empresa, que tiene problemas de caja por numerosos impagos de instituciones a las que la ley colombiana no permite que se interrumpa los servicios públicos. Pero destaca que el gobierno colombiano apunta que la intervención no “quema las naves” ni cierra la puerta a un acuerdo con Gas Natural.

El Pilón critica a la empresa española recordando el refrán “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe”. Su editorial señala que el dicho popular refleja perfectamente la situación que vive Electricaribe, Recuerda que el dominio de la española Gas Natural Fenosa se viene cuestionando desde hace años por deficiencias en la prestación del servicio de electricidad en los siete departamentos de la costa. Apunta que la empresa “mantuvo en vilo” a 2 millones de usuarios al hablar de racionamientos y afirma que la negativa de los accionistas de Electricaribe a capitalizar la empresa ha provocado la intervención al no estar en condiciones de cumplir la compañía con sus obligaciones. Aplaude al ministro de Minas que ha tomado la decisión recordando que pese a los problemas ya denunciado, ningun otro responsable se había atrevido a “abrir la caja de pandora”… aunque espera que los usuarios no tengan que pagar los platos rotos.

El Espectador advierte de que el camino para recuperar Electricaribe será difícil. Resalta que la intensas negociaciones de última hora no permitieron evitar lo que “todo el mundo sabía que iba a pasar”, la intervención de la filial de Gas Natural Fenosa. Pero resalta que el gobierno ha conseguido no quemar las naves ni romper puentes con la empresa española, destacando que el ministro que firmó la orden se ha esforzado en dejar bien claro que sigue siendo la propietaria de Electricaribe. Señala que la decisión de intervenir se ha tomado para normalizar la prestación del servicio de electricidad, pero apunta que este proceso va a ser complejo y va a tomar tiempo.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email