Como un intento de poner luz sobre las causas que provocaron la burbuja inmobiliaria y la crisis financiera y económica en España. Así interpreta la prensa internacional  la aprobación por unanimidad en el Congreso de los Diputados de la apertura de una comisión de investigación de la crisis y el rescate bancarios. Se resalta sobre todo que a pesar de la fragmentación parlamentaria, todos los partidos políticos han acordado la investigación y que se examinará especialmente el caso de Bankia.

Les Echos subraya que España quiere ahora poner luz sobre su crisis bancaria. El artículo de su corresponsal Cécile Thibaud enfatiza que mientras el sector financiero español sigue su camino hacia la normalidad y se deshace lentamente la madeja de problemas surgidas con el rescate, el Congreso de los Diputados ha acordado abrir una comisión de investigación parlamentaria para las circunstancias de la crisis. Apunta que está comisión estaba siendo reclamada por los pequeños partidos y ha sido finalmente aceptada por PP y PSOE. Y señala que los dos grandes partidos tendrán que explicar cómo dejaron, mientras controlaban el poder, crecer la burbuja inmobiliario y detallar el papel de las presiones políticas que dieron lugar a “indulgencia” de los organismos supervisores ante la “creciente fragilidad· de las cajas de ahorros.

Le Monde resalta que la crisis financiera y económica española se sienta en el banquillo de los acusados. La crónica de Sandrine Morel explica que el Parlamento español ha aprobado por unanimidad crear una comisión de investigación para conocer, analizar y evaluar en profundidad las causas de la crisis y el rescate de la banca entre 200 y 2015. Pero señala que han sido necesarias “largas negociaciones” entre los diferentes grupos políticos para llegar a un acuerdo sobre la amplitud de la investigación. Apunta que el PSOE proponía centrarla sobre Bankia,, pero el PP sólo la ha aceptado a condición de ampliarla también a otras entidades y a remontarse al periodo del gobierno de Zapatero.

EU Observer enfatiza que los diputados españoles acuerdan investigar el rescate bancario de 60.000 millones. El texto de Sarah Morris resalta que en un “raro despliegue de unidad en el fragmentado parlamento español”, todos los partidos han acordado abrir una comisión de investigación sobre los errores que llevaron a tener que pedir un rescate para el sistema financiero en 2012. Apunta que se espera que esta comisión empiece a funcionar en abril, dure unos seis meses y examine con particular detalle la controvertida salida a Bolsa de Bankia y su desplome posterior que llevó a la nacionalización de la entidad y a requerir un recate de 22.500 millones de euros. Y advierte que la comisión también analizará las acciones de los reguladores y las posibles responsabilidades políticas.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.