La decisión del fabricante automovilístico japones de producir su nuevo modelo en su fábrica de Barcelona es interpretada por la prensa extranjera como una señal de la recuperada confianza en la competitividad española. Destacan que la flexibilidad introducida por la reforma laboral y los recortes salariales están dando sus frutos. Los medios galos apuntan que la decisión es en detrimento de Francia.

Logo de Nissan
(Foto: Flickr/RyanHouseknecht)

Wall Street Journal resalta que las nuevas leyes laborales más flexibles han permitido el acuerdo. Su crónica dice: “Nissan ampliará su producción en España y contratará a otros 1.000 trabajadores tras un acuerdo con los sindicatos que aceptaron una serie de recortes salariales. Esta es la última señal de que unas leyes laborales más flexibles están haciendo a la economía del país, golpeada por la recesión, más competitiva. El fabricante japonés va a producir un nuevo automóvil compacto en su planta de Barcelona a partir del año próximo y aumentará la producción de una camioneta que ya se fabricaba allí. Además de las nuevas contrataciones por parte de Nissan, la ampliación creará unos 3.000 puestos de trabajo entre los proveedores y otras empresas que hacen negocios con la planta”.

Reuters destaca que la decisión de Nissan es la última señal del regreso de la confianza en la competitividad española. Explican: “El grupo japonés Nissan Motor invertirá 130 millones de euros en su fábrica de Barcelona para hacer un nuevo modelo, la última señal del regreso de confianza en la competitividad española. Mientras que el mercado europeo de automóviles ha estado sufriendo una recesión -las ventas cayeron a su mínimo en 17 años en 2012 y los últimos datos muestran pocas esperanzas de una recuperación a corto plazo-, Nissan espera beneficiarse de un reciente acuerdo con los sindicatos que han aceptado recortes salariales.”

Les Echos señala que el aumento de producción de Nissan se une al de otros fabricantes como Volkswagen. Su nota señala: “Nissan, socio de Renault, planea producir 80.000 vehículos al año de su nuevo modelo en Barcelona. `Esta buena noticia (..) es uno de los resultados del acuerdo de competitividad que alcanzamos la semana pasada”, dijo Frank Torres, director general de Nissan Motor Ibérica. Nissan, que actualmente emplea a 4.700 personas en sus tres plantas en España, ha anunciado la suspensión de la producción de vehículos industriales y 4×4 en Barcelona. En los últimos meses, varios fabricantes han anunciado su intención de aumentar su producción en España, entre ellos Volkswagen.”

Le Point destaca que Nissan elige España, en detrimento de Francia, para su nuevo compacto. Dicen: “Los salarios más bajos y el acuerdo de flexibilidad firmado en España ha inclinado la decisión, en detrimento de Francia. El tiempo se agotaba en la negociación de flexibilidad en Francia, y a falta de acuerdo, Nissan hará la producción de su nuevo sedán del segmento C en su planta española de Barcelona. Se crearán unos 1.000 puestos de trabajo directos, que huyen de Francia, pero, obviamente, con salarios más bajos. Para ganar este contrato, la planta de Barcelona presentó un acuerdo alcanzado entre la dirección y los sindicatos que implica horarios más flexibles y reducción de salarios para los nuevos empleados, una fórmula similar a las ya utilizados en los últimos meses por otras plantas de automóviles en España.”