Podemos se organiza para sacudir y cambiar España. Esta es la idea que predomina en la mayoría de análisis de los medios internacionales en las últimas horas. En contraste con el tibio interés que suscitó la Asamblea ciudadana del partido a mediados de octubre, ahora la elección de Pablo Iglesias como secretario general y de una ejecutiva es ampliamente recogida y comentada en las principales cabeceras. Se describe a Podemos como una formación de izquierda radical pero que huye de los códigos clásicos de la izquierda y que bebe del descontento social contra la política tradicional. Algunos también señalan riesgos en su auge y otros dudan de que pueda llegar a gobernar. (NOTICIA ACTUALIZADA ABAJO)

The Guardian resalta que Podemos demuestra que la izquierda también puede  crecer con una crisis. El artículo lo firma Owen Jones y se titula: ” ¡Viva Podemos: the left shows it can adapt and thrive in a crisis”. Señala que España ha demostrado que el tópico político de que en un país zarandeado por un desastre económico, los ciudadanos acudirán en tropel a la cruda xenofobia de la derecha populista, como ha ocurrido en Gran Bretaña, no tiene porque ser así. Destaca que la desafección ha hallado una expresión diferente en un partido cuya premisa es que los españoles corrientes no han de pagar una crisis con la que no tuvieron nada que ver. Y destaca que Podemos se basa en la política de la esperanza y se ha deshecho de los códigos de la antigua izquierda.

Le Figaro apunta que Podemos está dando un electroshock a la clase política tradicional. El artículo de Mathieu de Taillac “Podemos, parti indigné qui secoue l’Espagne” detalla la “fulgurante” ascensión de la formación que está sacudiendo España. Recoge que al obtener el 88% de los votos para ser secretario general de Podemos, el “muy mediático” Pablo Iglesias ha dado un gran paso hacia la candidatura a la presidencia del gobierno. Añade que Iglesias, profesor de ciencias políticas de 36 años, es el portavoz de la izquierda alternativa capaz de aportar la réplica en el debate político y de alimentar el espectáculo mediático.

Der Tagesspiegel destaca que Pablo Iglesias es la nueva estrella de la política española. La Crónica de su corresponsal Ralph Schulze titulada: “Protestpartei sagt dem Establishment den Kampf an” afirma que aunque Pablo Iglesias recuerde un poco a un hippie de los años setenta, es todo menos una reliquia de tiempos pasados, convirtiéndose en  la nueva estrella de la política española elegido, “por abrumadora mayoría” presidente de Podemos. Y añade que el joven partido que promete una “revolución democrática” y es acusado por sus adversarios de “populismo de izquierda”, apuesta por la participación ciudadana y se alimenta de la gran frustración provocada por la crisis y el paro, sobre todo entre los jóvenes.

El New York Times señala que el auge de los partidos de protesta podría dañar la recuperación de España. El artículo que firma Fiona Maharg Bravos apunta que la política se ha convertido en uno de los principales problemas económicos de España y menciona el separatismo catalán y el “espectacular auge” de Podemos, al que califica de partido antisistema. Señala que esto augura una división en tres patas en las elecciones previstas para finales de 2015 porque señala que Podemos “está aquí para quedarse”. Añade que los principales partidos parecen no tener idea de cómo responder a un fenómeno que podría tener un impacto sobre la frágil recuperación económica porque, a corto plazo, el Gobierno no asumirá el riesgo de más reajustes impopulares.

Le Monde constata que Podemos se ha organizado para la batalla electoral. Su artículo “En Espagne, Podemos s’organise pour la bataille des élections législatives” destaca que el partido político de la izquierda radical se ha puesto en marcha para conquistar el poder y que el 15 de noviembre, Pablo Iglesias fue entronizado Secretario General, con el 88,6% de los votos, Y apunta que el objetivo declarado de Podemos, que respaldan entre el 22,5% y 27,7% de las intenciones de voto, es ganar las elecciones de 2015 y cambiar el panorama político en España.

Süddeutsche Zeitung advierte que pese a la ola que cabalga Podemos, es dudoso que llegue al gobierno. El editorial de Thomas Urban apunta que resulta lógico que mucha gente se sume  a las consignas de protesta de Podemos en contra de la corrupción y a favor de la transparencia, pero ve “dudoso” que esta ola lleve al nuevo grupo hasta el gobierno. Señala que su programa económico no está lo suficientemente elaborado como para ser capaz de obtener una mayoría y que algunas de las soluciones que pregonan, como realizar inversiones multimillonarias a crédito es la receta que ya se intentó y fracasó con Zapatero. Apunta que España está demostrando que el camino para salir de la crisis es el saneamiento de las finanzas y las reformas estructurales, algo que reconocen la mayoría de los votantes, pero aún así exigen honestidad en la política, un punto a favor para Podemos.

ACTUALIZACIÓN:

Frankfurter Rundschau apunta que Podemos le debe buena parte de su éxito a su “carismático” líder. El texto de Martin Dahms resalta que en España, Podemos es el fenómeno político del momento y una “asombrosa historia de éxito” que hoy tiene en estimación de voto aproximadamente al mismo nivel que PP y PSOE. Y asegura que el secreto de Podemos se llama Pablo Iglesias. Destaca que tiene una gran habilidad retórica y tiene respuestas para cada pregunta, aunque “no siempre sean tan claras” como les gustaría a quienes las plantean. Pero señala que pocas veces resulta encantador, porque prefiere adoctrinar a sus oyentes. Y apunta que el éxito de este profesor madrileño de Ciencias Políticas resulta “prácticamente inquietante” aunque advierte que antes de convertirse en un modelo a seguir en Europa, tendrá que convencer de que no sólo acabarán con la corrupción, sino que además cuentan con un programa de gobierno realista.

La Stampa señala que con Pablo Iglesias, Podemos se presenta como una efectiva fuerza de cambio. La crónica de su corresponsal Gian Antonio Orighi titulada “El profesor Iglesias quiere borrar la casta de España”, sostiene que con la elección oficial del profesor universitario, de 36 años, que ha sido de hecho el líder de Podemos desde su nacimiento, el partido se presenta como una efectiva fuerza de cambio en el escenario político español y no sólo como “costilla institucional” del movimiento de los Indignados. Podemos no es un experimento político, Podemos es el resultado del colapso del régimen de los oligarcas. Lo corroboró ayer por la tarde Iglesias, elegido con un voto por Internet en el que participaron 107.000 personas, de las que más de 95.000 le eligieron.

Expresso advierte que Podemos está ocupando el espacio que los partidos tradicionales desocupan. La revista explica que el auge de Podemos deja tantas preguntas como falta de respuestas. Apunta que Podemos se asume como un grito de revuelta y, que por ahora, eso ha sido suficiente, por eso resalta que presentar un programa definido y propuestas de gobierno son cuestiones en las que Podemos parece que no tiene prisa. Señala que prefiere ocupar el espacio que los partidos tradicionales desocupan. Y advierte que si cuando se lanzó el partido un fuerte resultado de Podemos y una gran coalición PP-PSOE eran imaginables, este escenario empieza a ser comprobado en todos los sondeos.

O Globo señala que el partido salido de las calles cautiva los españoles. La crónica de Priscila Guilayn explica que en una España castigada por seis años de crisis económica y asqueada por los sucesivos escándalos de corrupción, un recién-creado partido que levanta la bandera de la limpieza y de la regeneración va ganando adeptos rápidamente.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

Print Friendly, PDF & Email