Las ediciones impresas de los principales diarios internacionales siguen tratando con amplitud las revelaciones del Caso Bárcenas, destacando que salpican de lleno a Mariano Rajoy. La mayoría de los medios advierte que el escándalo puede dañar la credibilidad del presidente español cuando sigue lidiando con la difícil situación de España.

Portada del International Herald Tribune sobre el caso Barcenas

El New York Times habla de gran escándalo y le da un amplio espacio en la portada de su edición global, International Herald Tribune y lo menciona también en su portada para EEUU. La crónica es de su corresponsal Raphael Minder que indica: “El premier de España es arrastrado a un escándalo de corrupción cada vez mayor de corrupción que agarra a su partido. Justo cuando los problemas financieros de España parecían estar disminuyendo, el primer ministro Mariano Rajoy se ha visto engullido por el escándalo que contempla pagos a líderes de su Partido Popular.

Es seguro que la información agravará los problemas que enfrenta el gobierno, cunado trata de capear la crisis económica de España en un clima de ira creciente y la desconfianza de la opinión pública hacia  todos los políticos, al salir a a luz escándalos en todos los rincones del país relacionados con los años del boom español anterior a la caída económica de 2008.”

El Wall Street Journal recoge el desmentido del PP con un breve en primera. El texto que firman Ilan Brat y David Roman dice: “El Partido Popular español actualmente en el poder, sacudido por las acusaciones en un escándalo de financiación del partido, negó la información publicada en el diario El País segun la cual varios de sus dirigentes entre ellos el Primer Rajoy ministro Mariano había recibido pagos no declarados en 1997 a 2008, de un sistema de contabilidad oculta dirigido por un ex tesorero del partido.

Las nuevas acusaciones han sido las primeros en nombrar al Sr. Rajoy como receptor de los supuestos pagos, que llegaron a los titulares a mediados de enero y han despertado una amplia atención del público. Analistas políticos aseguran que el escándalo podría dañar la credibilidad del Sr. Rajoy cuando insta a los españoles a economizar durante una profunda recesión.

Portada del FAZ sobre el caso Bárcenas

Frankfurter Allgemeine Zeitung dice en su portada: “Rajoy habría recibido fondos ilícitos”. La crónica de su corresponsal Leo Wieland dice: “Escándalo de donación a un partido político en España. Todos los mencionados, a excepción de Rajoy, han desmentido haber recibido este dinero. El presidente del gobierno hizo saber a través de un portavoz que se pronunciará cuando hayan finalizado las revisiones de las finanzas del partido que ha ordenado. Cospedal defendió la contabilidad calificándola de `limpia y transparente´ e interpretó la publicación como ataque político contra el gobierno.”

Süddeutsche Zeitung destaca que el caso salpica el perfil de político impoluto de Rajoy. La crónica de Thomas Urban dice: “El escándalo en torno a la financiación ilegal de partidos y negocios tapadera a costa del contribuyente, que lleva cuatro años ocupando titulares en España bajo el término ??Gürtel?, ha alcanzado ahora al presidente del gobierno conservador, Mariano Rajoy. Las acusaciones llegan en mal momento para Rajoy, puesto que trataba de presentarse como político impoluto que elimina el clientelismo corrupto del PP. Según las encuestas más recientes, menos de una tercera parte de sus compatriotas está satisfecha con la labor de gobierno de Rajoy.”

Die Welt resalta el escándalo de dinero negro alrededor de Rajoy. El artículo de su corresponsal Ute Müller: “Tanto Rajoy como muchos de sus correligionarios más cercanos están luchando por guardar su imagen. Rajoy no es el único que figura en los ??documentos secretos? de Bárcenas, que acabaron en la redacción de El País en condiciones aún desconocidas. En las cuentas están representados casi todos los dirigentes del partido. Tampoco se salva la actual secretaria del PP, María Dolores de Cospedal, que siempre se luce con declaraciones resolutas contra políticos corruptos.”

Deutschlandfunk se pregunta: ¿Hay amenaza de crisis nacional de estado en España?“. La radio pública alemana en un reportaje de Hans Kellner resalta: “El diario “El País” ha publicado documentos que supuestamente prueban un escándalo de financiación del partido gobernante (PP). El primer ministro Mariano Rajoy y otros destacados miembros del partido habrían obtenido sumas de seis cifras de contratistas.”

Portada de Le Figaro sobre el escándalo Bárcenas

Le Figaro señala que las ??listas? del PP inculpan a Mariano Rajoy y lo lleva en primera. El artículo de Mathieu de Taillac: “Después de los testimonios, las pruebas escritas. La publicación, el jueves, por el periódico El País de las listas de los dos ex tesoreros del Partido popular provoca un terremoto en la derecha española. Incluso peor al inculpar al presidente del ejecutivo, Mariano Rajoy, porque en las anotaciones manuscritas, Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, habrían mantenido una contabilidad oculta. Y las cuentas ocultas dejan aparecer pagos no declarados, regulares e importantes, otorgados a los principales dirigentes del PP, entre ellos Rajoy. El PP ha negado las informaciones.”

Les Echos asegura que el escándalo Bárcenas hincha España. La crónica de Jessica Berthereau apunta: “Las acusaciones llegan en el peor momento para el dirigente del PP que pide muchos sacrificios a la población española. Según ??El País?? y ??El Mundo??, las malas prácticas habrían cesado en el año 2008 con la llegada de María Dolores de Cospedal al puesto número dos del partido. En total, durante los quince años que analizó ??El País?? la caja secreta del PP habría recibido 7,5 millones de euros que procedían principalmente de comisiones de grandes grupos empresariales de construcción como Sacyr, OHL o FCC.”

Portada de Diario de Noticias sobre el caso Bárcenas

Diario de Noticias habla del escándalo de “saco azul” con una gran foto en portada. Su editorial asegura: “España ha vivido algunos escándalos de esa naturaleza; el régimen ha sobrevivido sin daño aparente, pero los políticos y otras figuras públicas no han escapado sin del desencanto creciente por parte del ciudadano común.  Los hechos revelados corresponden a un desafío crucial para las democracias, y no totalmente resuelto: la influencia de los centros donde se genera dinero y riqueza sobre los últimos decisores de la cosa pública y a la que ninguno o casi ningún sector político parece inmune.

El fenómeno pone de relieve también otra cuestión: el hecho de que una parte significativa de la clase política entiende, en España y en otros países, que las cantidades recibidas para ese fin no son suficientes o las necesarias. Además de todas las soluciones legislativas indispensables y mecanismos de control, la solución para el problema ?? que probablemente nunca se extinguirá por completo ?? implica todavía una refundación de la cultura política y social. En España y en otros países.”

Portada de la Nación sobre el Caso Bárcenas

La Nación habla de Rajoy implicado en el escándalo de corrupción con un amplio espacio en portada. El texto de su corresponsal Adrian Sack apunta: “El escándalo de corrupción que golpea al Partido Popular (PP, en el gobierno) entró ayer en una nueva dimensión, de imprevisibles consecuencias, al alcanzar directamente al propio presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. Su nombre, escrito a mano en el registro de supuestos pagos de sobresueldos ilegales en el PP , saltó desde la tapa del diario El País y provocó un verdadero terremoto en el Palacio de la Moncloa.”

Portada de Clarin con mencion al escándalo Bárcenas

Clarín habla de sobornos en el Partido Popular en el faldón inferior de su portada. Explican: “la contabilidad irregular del Partido Popular registra pagos al propio Rajoy. El diario El País publicó facsímiles de las cuentas que llevaban los ex tesoreros del partido. Hay aportes de empresarios, algunos procesados por corrupción. Y pagos a la cúpula partidaria. El presidente habría recibido pagos durante 11 años. El gobierno rechazó las denuncias.”

NRC/Handelsblad señala que el “sobresueldo” pone en evidencia a Rajoy. Aseguran: “Esos miles de euros que recibieron cada trimestre o cada semestre en dinero efectivo del tesorero del PP, probablemente no lo declararan a Hacienda. Si se comprueba que Rajoy y sus colegas no declararon estas pagas a Hacienda ello supondría ??tan sólo?? una infracción fiscal (y no un delito fiscal), que demás ya habría prescrito. Pero los daños políticos serían enormes y podría poner en juego la posición de Rajoy.”

Gazeta Wyborcza señala que podría hundirse toda la clase política española. Dicen: “Es muy difícil imaginarse un choque mayor para los españoles. Hace dos años, en medio de la crisis desatada, después de los ocho años del gobierno se despidieron en las elecciones del partido socialista del presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, un partido acusado generalmente de falta de competencias y de corrupción. Los electores entregaron el poder a la derecha esperando que este partido, honesto y profesional en las cuestiones económicas, iba a ayudar a sacar al país del hundimiento. Si los apuntes de Bárcenas son verdaderos, toda la clase política española se está hundiendo.”

Il Sole 24 Ore pide limpiar la política de sospechas de donativos especuladores: “Hay una curiosa coincidencia al observar que los donativos irregulares atribuidos al Parido Popular procedían, al parecer, sobre todo de empresarios del sector de la construcción, tres de los cuales figuran ya implicados en el negocio Gurtel, otro escándalo de corrupción política en España. Es decir, de exponentes de un sector que, con la creación y el estallido de la burbuja inmobiliaria, ha influido mucho en hundir al país ibérico en el abismo de la crisis. Ahora es importante, incluso para el bien de toda la Eurozona, limpiar la economía española de todos los efectos de las especulaciones; y la política, de las sospechas de donativos de los especuladores inmobiliarios.”

Print Friendly, PDF & Email