Los nuevos submarinos de última generación S-80 de la Armada española ya fueron noticia en medios globales en 2013 cuando un fallo de ingeniería provocó un sobrepeso que le dificultaba salir a la superficie. Ahora tras un artículo de El País, se ha sabido que el arreglo de aquel fallo, alargar las naves 10 metros, ha provocado otro problema: no caben en la base en Cartagena y España tendrá que gastar otros 16 millones de euros extra para agrandarla. La noticia es recogida y destacada, con cierta ironía, por numerosos medios de EEUU y Reino Unido, que además enfatizan que ha provocado la burla de diplomáticos rusos. Otros diarios como La Stampa, Clarín o South China Morning Post también se hacen eco de la historia, aunque son los anglosajones quienes más lo señalan con el dedo.

Sobre la noticia original de El País y que dan como fuente la mayor parte de los medios internacionales, el periodista británico Matthew Bennett asegura que Defensa ha desmentido la tesis central al asegurar que las obras de expansión de Cartagena ya estaban prevista. Pero el autor de la misma, Miguel González, se reafirma.

The New York Times habla del “nuevo problema del submarino español: antes fue demasiado pesado, ahora no cabe en el muelle”. La crónica del diario estadounidense es de Raphael Minder señala: “primero no podía flotar, ahora no puede atracar”. Y detalla como el programa del nuevo S-80 ha estado “plagado de problemas de ingeniería que han provocado sobrecostes y por los que el gobierno español tendrá que pagar varios millones más”. Cita la información de El País que asegura que el submarino no cabe en la base de Cartagena y también que la ministra de Defensa Margarita Robles ha admitido “deficiencias en el proyecto”. Y añade que esta controversia sobre el submarino se produce cuando el gobierno de España lucha por equilibrar las presiones internas con los compromisos militares internacionales.

The Guardian ironiza con que el lanzamiento del nuevo submarino español “encalla” al ser “demasiado largo para caber”. El rotativo británico en un texto de Patrick Wintour dice “primero fue demasiado pesado y ahora demasiado largo” y añade que el “caro intento de España de modernizar su flota de submarinos ha ido mal” y ha “divertido” a diplomáticos rusos. Explica que la Armada española va a tener que expandir su principal base en Cartagena para poder acomodar al S-80 Plus, el nuevo buque de bandera que tras ser agrandado 10 metros para compensar su sobrepeso, ya no cabe. Y enfatiza que tras leer esta información, Dmitry Polyanskiy, embajador adjunto de Rusia en la ONU ha tuiteado: “Una cadena de errores de cálculo interesante. Nunca imaginé que esto podría pasar en una armada moderna”.

BBC resalta que el nuevo submarino español es demasiado grande para su muelle. La TV británica detalla como un intento por desplegar el S-80 plus de España ha “vuelto a encallar” al descubrirse que no cabe en su muelle. Hace también referencia al artículo de El País y recuerda que el submarino ya tuvo que ser rediseñado “con un gran coste” para reparar un error anterior que provocaba problemas de flotación. Y enfatiza que el coste de cada S-80 casi se ha doblado y estará cercano a los 1.000 millones.

The Times habla de los problemas del primer submarino militar de diseño español. El periódico británico en un artículo de Graham Keeley detalla cómo el S-80 Plus de 1.000 millones de euros no cabe en su propio puerto. Explica que los problemas que ya afectaron al primer submarino militar de diseño español han vuelto emerger con esta deficiencia que va a obligar al Ministerio de Defensa a agrandar la base de Cartagena con un coste de unos 16 millones de euros.

El Daily Express dice que España queda con la “cara colorada” al no caber en su dique el submarino de 900 millones de libras. El tabloide británico recoge que el nuevo buque bandera de la Marina española, el S-80 plus, no cabe en la base de Cartagena y la admisión de este hecho ha dejado a España “con la cara colorada” y provocado burlas desde Rusia.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email