El auto del Juez Castro que recomienda procesar a la Infanta Cristina dentro del caso Noos es noticia en la totalidad de los grandes medios extranjeros. Y todos resaltan su impacto para la monarquía española y el recién iniciado reinado de Felipe VI.  Se habla de la primera “gran prueba”, “embarazosa” y “desagradable”, para el nuevo Rey de España que prometió “integridad y ejemplaridad”.

 

The Wall Street Journal destaca que el caso Noos ha ayudado a intensificar un movimiento republicano que estaba casi agonizante. La crónica de  David Román explica: “Un juez de instrucción recomendó el miércoles que la infanta Cristina, una de las dos hermanas del nuevo rey de España, sea juzgada en un caso de corrupción que ha contribuido a exacerbar la oposición a la monarquía. El Rey Felipe y su padre no han sido implicados en este caso y se han distanciado de la infanta y su marido. Pero la investigación ha ayudado a intensificar un movimiento republicano que estaba casi agonizante en el país.”

BBC News dice que de todos los retos que enfrenta Felipe VI, el posible juicio a su hermana es el más desagradable. La crónica de Guy Hedgecoe explica: “El fallo del juez será algo embarazoso para Felipe VI, que accedió al trono hace sólo seis días. El caso de fraude fue uno de los muchos escándalos que han debilitado la popularidad de la monarquía española e hizo abdicar al rey Juan Carlos. La declaración ante los tribunales de la infanta Cristina en Mallorca no tenía precedente, y si va a juicio, podría enfrentarse a 11 años en cárcel. No acudió a la proclamación como rey de Felipe. Ahora se ha abierto la puerta para la celebración de un juicio, que podría derivar el escándalo a otro nivel. De todos los retos a los que se enfrenta su hermano Felipe, proclamado rey hace menos de una semana, este es el más desagradable.”

Frankfurter Allgemeine Zeitung dice que el auto es embarazoso para Felipe VI. La crónica de Leo Wieland sostiene: “La hermana del rey de España ya sólo está a un paso del banquillo de los acusados. La luna de miel política del nuevo rey de España, Felipe VI, no ha durado ni una semana. Seis días después de su proclamación, ayer miércoles ya se vio enfrentado a la primera gran vergüenza. Todo había empezado tan bien. Las encuestas empezaban a ser más favorables. Pero ahora, el persistente juez de Palma de Mallorca les ha aguado la fiesta, al menos indirectamente. El trueno de Palma se escuchó también en el Parlamento de Madrid, donde los partidos están debatiendo sobre una ley que otorgaría aforamiento a los reyes Juan Carlos y Sofía, así como a la sucesora al trono Leonor.”

The New York Times dice que la decisión del juez “arrastra más profundamente” a la monarquía en el caso de corrupción. El artículo de Raphael Minder recoge: “La monarquía española fue arrastrada más profundamente en un caso de corrupción el miércoles cuando la infanta Cristina fue inculpada por delito fiscal y blanqueo de dinero por el juez que está investigando si su marido y socios comerciales malversaron millones de euros de fondos públicos destinados a eventos deportivos.”

Los Ángeles Times señala que un juicio aumentaría la publicidad negativa en torno a la familia real. El texto de Lauren Frayer dice: “Días después de que su hermano fuera proclamado rey, un juez español mantuvo los cargos por fraude y blanqueo de dinero contra la infanta Cristina el miércoles, allanando el camino para un juicio histórico que podría dañar todavía más la reputación de la familia real. Cualquier juicio aumentaría con toda probabilidad la publicidad negativa que rodea a la familia real, quien se ha visto afectada por escándalos que han empañado su imagen. Los sondeos muestran que más de la mitad de los españoles dicen estar a favor de un referéndum para determinar si se abandona la monarquía y se opta por la república.”

The Guardian destaca que se ha allanado el camino para un juicio criminal sin precedentes contra Cristina. Explica: “Una semana después de ascender al trono de España con la promesa de `una nueva monarquía para nuevos tiempos´, Felipe VI se enfrenta a su primer reto: un tribunal ratificó el miércoles las acusaciones de corrupción contra su hermana, la Infanta Cristina, allanando el camino para un juicio criminal sin precedentes.”

The Times habla de la primera crisis para Felipe VI y de que la Infanta podría enfrentarse a 11 años de cárcel. El texto de Graham Keeley apunta: “El rey Felipe VI se vio envuelto en una crisis menos de una semana después de ascender al trono español, cuando conoció que su hermana mayor es probable que se enfrente a un juicio por cargos de fraude fiscal y blanqueo de dinero. Tiene una apelación final antes de que los cargos se formalicen y tenga que comparecer ante el tribunal. Si es declarada culpable, podría enfrentarse hasta a 11 años de prisión.”

Bloomberg ve el procesamiento como una prueba para el nuevo Rey. El texto de  de Ben Sills apunta: “La resolución del juez se produce menos de una semana después de que el hermano menor de Cristina fuera proclamado rey de España tras la abdicación de su padre. Felipe prometió actuar con `integridad, honestidad, y transparencia´ al jurar su cargo como monarca en el parlamento nacional el 19 de junio. El juicio podría comenzar en unos ocho meses, dijo el Secretario General del Sindicato Manos Limpias Miguel Bernad. La infanta podría todavía evitar la vista si la corte provincial confirma su apelación contra la resolución de hoy. “

Financial Times subraya que Cristina podría ser la primera de la realeza española en ir a juicio. El texto de Martin Roberts dice: “Menos de una semana en su nuevo reinado y el Rey de España, Felipe VI, se enfrenta al primer gran reto para restablecer la estropeada imagen de la monarquía. Un juez ha ordenado que su hermana, la princesa Cristina, se enfrente a un juicio bajo cargos de evasión fiscal y banqueo de dinero. A diferencia de otros miembros de la familia real, la princesa no disfruta de inmunidad legal, pero los fiscales han mantenido su inocencia y se espera una apelación antes de que el juicio empiece. A menos que la apelación tenga éxito, se convertirá en la primera de la realeza española que se enfrenta a un juicio desde que la monarquía fuera restaurada en 1975.”

Il Giornale habla de los líos judiciales de sus familiares que debe afrontar Felipe e incluye el aforamiento de Juan Carlos. La crónica de Giuliana De Vivo asegura: “Primeros problemas para Felipe: su hermana será procesada y Juan Carlos, tras haber perdido la corona, podría perder la inmunidad”. La infanta Cristina, hermana del nuevo rey Felipe VI, será procesada por fraude fiscal y blanqueo. Hay demasiados indicios, escribió ayer el juez José Castro en la orden de procesamiento, de una “colaboración silenciosa” suya con su marido Iñaki Urdangarín. La segunda hija de Juan Carlos podría acabar procesada, un acontecimiento sin precedentes en la historia de la monarquía ibérica. Es el primer lío para Felipe VI, rey desde hace solamente una semana.”

Diario de Noticias destaca que el caso demuestra que el estado de derecho funciona en España. Su editorial afirma: “El caso en el que está implicado el nombre de la Infanta Cristina, es una cuestión de justicia y una demostración de que el Estado de derecho funciona en España y que la Ley es igual para todos. Lo que está en causa – y cuyo fundamento será establecido en Tribunal – es una cuestión de justicia que se circunscribe a ese plano. No será útil para España que se vuelva un pretexto para cuestionar el régimen.”

La Nación asegura que el caso deja a Felipe, ante la urgencia de demostrar la integridad que prometió. El análisis de Martín Rodríguez Yebra resalta: “Felipe VI sabía que junto con la corona heredaba una bomba de tiempo. La primera crisis del reinado, tan previsible como impactante, coloca al nuevo rey de España ante la urgencia de demostrar que su ascenso al trono es algo más que una operación cosmética para rescatar a una monarquía amenazada por el desprestigio. El desencanto de los españoles con la monarquía se precipitó hace tres años justamente a raíz del fraude con dinero público por el que ayer quedaron procesados la infanta Cristina de Borbón y su esposo, Iñaki Urdangarin, hermana y cuñado del flamante jefe del Estado. El lapidario fallo de Castro interpela en silencio al rey: lo expone a pasar a la acción.”

Print Friendly, PDF & Email