Las protestas estudiantiles en España, especialmente las que degenaron en incidentes violentos en Barcelona están teniendo una gran repercusión en medios internacionales. Algunos como el New York Times o el diario belga De Tijd incluso les dedican su foto de portada. En general resaltan que las  manifestaciones fueron pacíficas en el resto de España. Pero apuntan que esta primera muestra de violencia “a la griega” podría  extenderse.

La portada del NY Times sobre las protestas

El New York Times dice: “Decenas de miles de estudiantes se manifestaron en las calles de España el miércoles en protesta por los recortes del gobierno, incluyendo algunos que han dejado muchas aulas sin calefacción. Las protestas fueron mayoritariamente pacíficas en Madrid y Valencia, pero en Barcelona los manifestantes prendieron fuego a contenedores de basura y rompieron ventanas en torno a la Bolsa. Una respuesta agresiva de la policía a las protestas estudiantiles en Valencia la semana pasada provocó una ira generalizada en un país que hasta ahora no había tenido violentas manifestaciones al estilo griego.”

El Washington Post recoge: “Estudiantes españoles protestan contra los recortes de austeridad, las manifestaciones se tornan violentas en Barcelona. Policías antidisturbios cargaron contra una multitud en torno a la bolsa de Barcelona, después de que unos manifestantes se separaran de una protesta pacífica de miles personas, y lanzaran piedras y otros objetos. Videos en los medios de comunicación españoles mostraron a los manifestantes incendiando contenedores de basura, provocando un fuego que destruyó al menos un coche.

Muchos jóvenes temen no tener futuro en el país y están enfados con el nuevo gobierno conservador de Mariano Rajoy, que está haciendo grandes recortes para evitar que el país tenga que ser rescatado como Grecia, Irlanda y Portugal.”

Los Angeles Times destaca: “Decenas de miles de estudiantes salieron de sus escuelas en toda España el miércoles, en protesta por recortes en la educación que han llevado a despidos de profesores, aulas superpobladas y clases sin calefacción. En Barcelona, los manifestantes prendieron fuegos y rompieron ventanas de sucursales bancarias. No se han reportado heridos. Ha sido la primera muestra importante de violencia en lo que, por el contrario, han sido, en su mayoría, unas protestas pacíficas. Esta protestas se está produciendo en toda España desde hace meses en contra de las medidas de austeridad y sumandose a la ira ya existente a causa del desempleo. Y podría ser un presagio de lo que está por venir” dicen en alusión a los recortes que el Gobierno deberá acometer para cumplir con el deficit.

The Guardian resalta: “La policía y los manifestantes s enfrentaron en las calles de Barcelona cuando más de 30.000 personas se unieron a los estudiantes en las manifestaciones contra los recortes en el gasto en educación. Se provocaron incendios y se rompieron ventanas en medio de incidentes con la policía en un día en que otras manifestaciones pacíficas se celebraron en varias ciudades españolas, con estudiantes y escolares, a la palestra. Muchos salieron en apoyo de sus homólogos en Valencia tras la fuerte respuesta policial a manifestaciones recientes que añadió más leña al movimiento de protesta.

El creciente malestar se presenta cuando el primer ministro Mariano Rajoy trata de convencer a la Comisión Europea para que relaje el objetivo de déficit que obligaría a España a ajustar su presupuesto en cerca de 45.000 millones de euros este año.”

El Daily Mirror subraya: “La protestas fueron pacíficas en Madrid y Valencia pero se volvieron violentas en Barcelona, cuando algunos jóvenes prendieron fuego a contenedores y rompieron ventanas en la zona de la Bolsa. Los analistas esperan que se intensifiquen las protestas al generalizarse los recortes de servicios públicos. El desempleo juvenil en España está justo por encima del 50%.”

Liberation explica: “Universitarios y estudiantes se manifiestan en toda España contra el rigor.`Menos recortes, más educación!´: En Madrid como en toda España, los alumnos han organizado marchas el miércoles, que se han visto salpicadas por incidentes en Barcelona, contra los recortes en la educación y la violencia de la policía. En Barcelona, entre l25.000 manifestantes, según la policía, y 70.000 según los organizadores, se movilizaron para denunciar el “fraude social” de los recortes presupuestarios. Al llegar a la Bolsa de Valores, algunos manifestantes comenzaron a silbar, y a continuación, a lanzar objetos a la fachada del edificio, según la policía que cargó con porras para dispersarlos y detuvo a varias personas.”

Le Nouvel Observateur se hace eco de que “Estaban previstas marchas de protesta en cerca de 40 ciudades españolas contra los recortes en educación. Los estudiantes protestaban también contra la violencia policial que se produjo durante una manifestación anterior el 20 de febrero en Valencia. La protesta de estudiantes degeneró en esta ciudad y las escenas de policías con cascos, golpeando con bastones a jóvenes manifestantes, algunos con la cara ensangrentada, provocaron indignación en todo el país.”

El Irish Examiner asegura: “Una protesta de estudiantes en España se vuelve violenta. Policías antidisturbios cargaron en la Bolsa de Barcelona contra manifestantes que se separaron de una marcha pacífica para lanzar objetos y piedras. Algunos estudiantes se refugiaron de la policía en una plaza del campus de la Universidad de Barcelona y negaron haber iniciado la violencia. El estudiante Pau Bronsoms, de 22 años, dijo que la policía utilizó porras para golpear a los manifestantes y disparó balas de goma. `No esperábamos este nivel de represión. Nadie había roto nada hasta que cargaron´ subrayó.”

El Edmonton Journal recoge: “La policía golpeó y detuvo a jóvenes, los manifestantes rompieron ventanas y provocaron fuegos  en las calles de Barcelona el miércoles al desbordarse una manifestación estudiantil contra los recortes económicos. Encapuchados lanzaron piedras a la cristalera de un banco y la policía cargó contra manifestantes, golpeándoles con porras. Miles de estudiantes marcharon en varias ciudades españolas enfadados por los recortes a causa de la crisis que están afectando a las escuelas y universidades, y por la reciente violencia policial contra manifestantes en Valencia.”

ACTUALIZACI?N

Le Monde asegura: ??En España, la `primavera valenciana´ promete ser tensa. Estas movilizaciones sobrepasan ampliamente el espectro sindical. Son diarias, espontáneas, se desarrollan ante colegios, rectorados, hospitales. Valencia, no obstante, no tiene fama por su activismo y sí de ciudad dócil. Pero, desde el 20 de febrero está que hierve, La brutal represión de una manifestación de varias decenas de alumnos de secundaria encendió la mecha. Los recortes presupuestarios, el paro de un 25,4%, los temas de corrupción, los suntuosos gastos de la región en edificios faraónicos o los acontecimientos deportivos han hecho el resto.”

Print Friendly, PDF & Email