El acuerdo de JxC y ERC para impulsar la investidura de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat aún desde Bruselas es noticia destacada en los medios internacionales. En general se subraya que esto coloca al ex presidente catalán cada vez más cerca de la reelección, una situación que volvería a elevar la tensión con el gobierno central. Aunque se advierte de que la intención de Puigdemont de ser investido “por Skype” y gobernar a distancia suscita escepticismo, incluso entre los independentistas, y se enfrenta además a obstáculos legales. Pero sobre todo, la prensa internacional constata que el 21D no ha resuelto en absoluto la crisis catalana y ha abierto, de hecho, un nuevo capítulo de incertidumbre para España.

The New York Times apunta que el apoyo independentista a la reelección de Puigdemont, evidencia que el 21D no ha resuelto la crisis. La crónica de Raphael Minder recoge el acuerdo de los principales partidos independentistas catalanes para apoyar la reelección de Carles Puigdemont, aunque éste siga en su exilio auto-impuesto en Bruselas. Explica que el líder catalán podría ser investido por videoconferencia o bien dejando que otro diputado lea su discurso. Pero enfatiza que lejos de haber resulto la crisis territorial, las elecciones del 21D han abierto un nuevo capítulo de incertidumbre para España.

The Financial Times afirma que el líder catalán se plantea ser investido por Skype y señala que será un asunto crucial para el futuro. La información del corresponsal Michael Stothard señala que en una “escena de ciencia ficción distópica”, pero real, Carles Puigdemont está dispuesto a asistir a la sesión inaugural del nuevo Parlament de Cataluña con su cara en una pantalla gigante. Y enfatiza que la posibilidad de que el ex presidente pueda ser investido y gobernar por video-conferencia y siguiendo en Bruselas es crucial para el futuro de Cataluña. Aunque advierte de que si Puigdemont encuentra la manera de hacerlo -y avisa de que es previsible un desafío legal en este terreno- esto podría volver a elevar las tensiones con el gobierno central. También se hace eco de las dudas sobre la legalidad de una investidura por Skype, algo que podría terminar convirtiendo a Oriol Junqueras en nuevo presidente.

Liberation plantea que el plan de Puigdemont de  ser presidente a distancia suscita escepticismo y puede dar “argucias jurídicas y regateos políticos”. La notica que firma François Musseau explica que el responsable catalán destituido aspira a recuperar su sillón el próximo 17 de enero pero sin abandonar su exilio belga ya que su intención es dirigir Cataluña vía Skype. Pero señala que se trata de una formula inédita que está lejos de suscitar la unanimidad y suscita escepticismo incluso en sus propias filas y además choca con obstáculos jurídicos. En este sentido apunta que el pacto entre JxC y ERC está pendiente de ser validado por los letrados del Parlament. Menciona también que hay otras incógnitas como la posición de la CUP o el voto de los diputados encarcelados o exiliados. En este sentido advierte de que se pueden suceder “argucias jurídicas y regateos políticos”.

CBS señala que los independentistas catalanes se ponen de acuerdo para “re-elegir a un fugitivo”. Detalla que los principales partidos que quieren la independencia en Cataluña han alcanzado un acuerdo para intentar la investidura del “fugitivo” Carles Puidemont como presidente, a pesar de que la forma de hacerlo legalmente sigue “en el aire”. Recuerda que el ex líder catalán sigue exiliado en Bruselas, pero quiere que la mayoría independentista le elija aunque no esté presente en la cámara. Señala que las normas del Parlament son “ambiguas” ante esta posibilidad, pero resalta que los partidos de la oposición anti-independentistas defienden que no se puede gobernar desde el exterior.

La Stampa habla del juramento via Skype de Puigdemont como “solución creativa”. La noticia que firma su corresponsal Francesco Olivo detalla que los independentistas se enfrenta a un dilema difícil de resolver tras el triunfo electoral del 21D, ya que si Puigdemont regresa a España será detenido. Pero enfatiza que como las “soluciones cerativas nunca faltan en Cataluña”, el “exilio belga” ha presentado un plan: presidir la Generalitat desde Bruselas y gobernar via Skype. Aunque señala que esto requerirá retorcer sustancialmente la normativa.

NPR apunta que el apoyo a la presidencia de Puigdemont hace revivir la perspectiva de un nuevo impulso independentista. La crónica en la radio estadounidense es de Colin Dwyer resalta que el objetivo de Carles Puigdemont es volver a ser presidente de Cataluña, aunque sea improbable que vuelva a la región en persona. Señala asimismo que el acuerdo entre los partidos independentistas catalanes para apoyar su reelección supondría volver a instalar en la Generalitat a un presidente cesado de su cargo por el gobierno central tras la DUI. Y considera que esto vuelve a elevar el espectro de un nuevo impulso en favor de la independencia en Cataluña, al vez que genera preguntas sobre cómo podría gobernar Puigdemont.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

 

 

Print Friendly, PDF & Email