Varios destacados medios internacionales siguen analizando el escándalo Bárcenas y sus consecuencias para el presidente español. Todos apuntan que Rajoy se muestra decidido a “resistir”, pero creen que la presión en su contra puede ir en aumento. Y señalan dos “enemigos”: la rebelión interna en el propio PP y la prima de riesgo

El artículo de Le Point

The Times dice que el presidente español se aferra al cargo pero en el PP algunos creen que no tiene más opción que abandonar. El texto de Graham Keeley explica: “El presidente español se aferra al cargo a pesar de las afirmaciones de que ha recibido dinero en efectivo en sobres. Si Rajoy fuera encontrado culpable de  soborno, podría enfrentarse a una acusación formal contra un alto cargo. Sin embargo, no han sido formulados cargos y él niega cualquier mala acción. Los partidos de la oposición pidieron que Rajoy dimitiera porque el escándalo no ofrecía signos de amainar. Incluso algunos miembros del PP creen que Rajoy no tiene más opción que abandonar.”

Le Point cree que la soga se aprieta especialmente con la rebelión interna en el PP. La crónica de François Musseau dice: “La soga se aprieta: además de una oposición enfadada y una opinión pública que ha perdido toda la fe en las instituciones del país, el propio PP está experimentando una rebelión interna, liderada por la carismática Esperanza Aguirre, ex presidenta de la región de Madrid y rival declarada de Rajoy en la derecha ultra-liberal. `La lealtad, insistió, es decir la verdad´. Traducción: Rajoy se pierde en una mentira que no engaña a nadie, y se tiene que ir. Una gran mayoría de los españoles no están lejos de compartir la misma opinión.”

Süddeutsche Zeitung apunta que las posibilidades de Rajoy de superar la legislatura se consideran escasas. El editorial de Thomas Urban dice: “En vista del estado actual de las cosas resulta imposible verificar ninguna de las dos versiones sin ningún tipo de duda. Para el PP, el escándalo es mucho más que un gran problema de su presidente Rajoy. Si la fiscalía considerase válidas las pruebas y declaraciones de Bárcenas sobre una red corrupta para la financiación del partido y la malversación de fondos públicos, esto puede acabar desgarrando a todo el partido. Incluso aunque Rajoy y el PP optaran a esperar sentados a que pasase el escándalo Bárcenas, las posibilidades del jefe de gobierno para superar la legislatura se consideran escasas.”

La Repubblica apunta que si el escándalo afecta a la prima de riesgo, los problemas para Rajoy podrían llegar de su propio partido. La crónica de Omero Ciai dice: “Resistir, como ya ha hecho después de dos elecciones perdidas contra Zapatero, es por ahora el horizonte de Rajoy, mientras los socialistas negocian con el resto de la oposición iniciativas conjuntas para obligarlo a dimitir. La mayoría absoluta de los populares en Las Cortes garantiza a Rajoy desde el punto de vista institucional. Pero las cosas podrían cambiar si las acusaciones contra Rajoy tuvieran efectos negativos sobre la prima de riesgo de España o el difícil escenario económico debilitara aún más el gobierno. Más que de la oposición, los verdaderos problemas para la continuidad del presidente del gobierno podrían llegar sólo del seno de su partido.”

Frankfurter Rundschau destaca que Rajoy se aferra al cargo. El texto de su corresponsal Martin Dahms apunta: “El presidente del gobierno guarda silencio sobre las atroces acusaciones del testigo principal Bárcenas. La vida es resistir y que alguien te ayude escribió Rajoy en un SMS. La trama Bárcenas está poniendo en apuros al gobierno español. No obstante, el mayor peligro para el presidente del gobierno español Mariano Rajoy es él mismo.

Rajoy no es ningún personaje rutilante como Berlusconi, sino un decoroso funcionario formado como registrador de la propiedad. Pero cuantos más detalles se dan a conocer, más dudoso se vuelve el papel que juega Rajoy en todo ello. Resistió contra sus adversarios dentro del partido. En el último año y medio resistió contra las dramáticas  cifras económicas y las encuestas. También intenta resistir en la trama Bárcenas. Parece que ésta es la estrategia que quiere mantener. Salga lo que salga de nuevos indicios contra él: Rajoy se aferra en silencio al cargo.”

Deustche Welle recoge que un parlamentario del SPD alemán cree que Rajoy tendrá que dimitir. El texto dice: “`El peor golpe a la credibilidad política es con dinero´, dice el vicepresidente del grupo parlamentario socialdemócrata en el Bundestag, Axel Schäffer, que condena que Rajoy no comparezca ante el Parlamento español. `No importa en qué país de Europa, no importa en qué formación, quien como presidente de un partido ha recibido dinero ilegal es insostenible en el cargo´ afirma Schäffer a DW. El político condena que Rajoy se empeñe en mantenerse en el poder amparándose en la necesidad de estabilidad política de cara al programa de reformas puesto en marcha por su Gobierno.”

Il Sole 24 Ore advierte que el problema de Rajoy rebasa las fronteras españolas. En efecto, en España no hay alternativa al gobierno del Partido Popular que también, tras los escándalos, continúa perdiendo consensos. De hecho, los socialistas también pierden en los sondeos y no tienen la fuerza para proponerse como alternativa. Pero, desgraciadamente, la partida para España va más allá de las fronteras nacionales: la confianza de los inversores es difícil de conquistar y se pierde con facilidad. Y la débil economía ibérica ciertamente no necesita otro verano tórrido.”

Print Friendly, PDF & Email