Los dos pincipales diario financieros internacionales analizan el dato de la reducciónd el déficit de España en 2012 al 6,7% anunciado por Rajoy. El Financial Times destaca que la reducción es mayor de lo que esperaban los analistas y refuerza la percepción de que el gobierno va en la buena dirección. El Wall Street Journal asegura que el 6,7% muestra que la dura austeridad está dando resultados… aunque menciona que tiene “un precio”.

Mariano Rajoy en su despacho
(Foto: Flickr/Partido Popular)

El Financial Times cree que la reducción muestra que el gobierno va en la buena dirección: “El gobierno español reveló que el déficit presupuestario se redujo al 6,7% del PIB el año pasado -por debajo de lo esperado por los analistas y cerca de la meta oficial de la UE-. Mariano Rajoy, el primer ministro, ha alabado la reducción como `el enorme esfuerzo de toda la sociedad´ argumentando que `aumentará la confianza en España.”

Añade: “La declaración optimista de Madrid ofrece un marcado contraste con el sombrío estado de ánimo político que viene de Roma. España, señalan sus responsables, no sólo tiene un gobierno estable, sino que sigue comprometida con el tipo de medidas de austeridad y reformas estructurales que han provocado una reacción en contra en Italia y están siendo cada vez más atacadas en Francia. Los analistas coinciden en que, al menos por el momento, hay poco riesgo de una paralisis política en España al estilo italiano.”

Y resalta: “Pero no es sólo la estabilidad política lo que hace aparecer a España ahora mismo bajo una luz más favorable, también está la percepción de los inversores de que el gobierno de Madrid, a diferencia de algunos de sus homólogos europeos- finalmente se está moviendo en la dirección correcta. El déficit presupuestario por debajo de lo esperado revelado por el Sr. Rajoy es un ejemplo de ello.”

El Wall Street Journal señala que le 6,% reinvindica el enfoque del gobierno, aunque tiene un precio: “Rajoy dijo que el gobierno ha reducido de manera significativa el déficit presupuestario el último año, a un 6,7%, una señal de que algunas de las medidas de austeridad más duras de Europa están dando resultados. Muchos analistas independientes pronosticar el número había vendría en alrededor del 7% del PIB. Este resultado reivindica que el gobierno se haya concentrado en arreglar las maltrechas finanzas del país en crisis, desde que llegó al poder a finales de 2011.

Pero añade: “Aunque este enfoque ha tenido un precio. Los aumentos de impuestos y recortes de gastos han contribuido a profundizar la recesión de España y empujado su tasa de desempleo más allá de un 26%, alimentando un debate en Europa sobre el ritmo correcto de reducción del déficit cuando el Continente lucha con economías vacilantes y cargas de deuda que crecen rapidamente.”

Advierten que: “Aunque la UE dé a España más tiempo para reducir el déficit por debajo del 3% del PIB, se espera que presione a España para introducir nuevos aumentos de impuestos y recortes. Esta es una mala noticia en un país donde la austeridad ha empeorado la recesión y el desempleo es alto. En Madrid y otras ciudades, la gente se manifiesta casi todos los días contra los recortes en el gasto la salud y otros servicios sociales. En un informe reciente, UBS Investment Research señaló que nuevas medidas de austeridad podrían deprimir aún más la economía local.”