La prensa extranjera analiza la reforma fiscal anunciada por el gobierno español. Destacan que el recorte de impuestos revierte varias de las medidas pro austeridad que el propio Rajoy implantó en 2012 y que es un intento de consolidar el crecimiento… así como de mejorar sus perspectivas electorales. El más entusiasta es el Wall Street Journal, perteneciente a Rupert Murdoch, que alaba a Rajoy por no hacer caso a Bruselas y cree que la reducción de impuestos es un paso en favor del crecimiento.

Wall Street Journal alaba la reducción de impuestos porque favorecerá el crecimiento y hará “mucho más por la economía que subir la tasa al Rioja”. El editorial asegura: “En una señal segura de que Madrid está en algo bueno, los jefes sindicales y los gruñones de la austeridad de la UE ya están quejándose de que España no puede `permitirse´ el alivio fiscal. El gobierno de Rajoy merece puntos extra por ignorar los malos consejos de Bruselas de aumentar el IVA y los impuestos sobre cerveza y vino.

 

Los recortes de impuestos son un paso más en la dirección a favor del crecimiento. Desde que comenzó la crisis, los keynesianos en Bruselas han definido las políticas a favor del crecimiento como un mayor gasto público. Pero ese gasto ha producido poco crecimiento y grandes déficits. La estrategia de crecimiento real es reducir los impuestos para aumentar el incentivo para invertir, combinado con importantes reformas laborales y de pensiones. Varios otros países europeos podrían ayudarse a sí mismos siguiendo el ejemplo de España.”

New York Times cree que la reforma fiscal da la espalda a la austeridad. La crónica de Raphael Minder destaca: “Volviendo la espalda a la austeridad fiscal, el gobierno español presentó un amplio paquete de recorte de impuestos a empresas el viernes. Los recortes eliminan algunas de las subidas de impuestos que el primer ministro Mariano Rajoy puso en práctica poco después de que su conservador Partido Popular llegase al poder en 2011. Las próximas elecciones están previstas para noviembre de 2015.Es probable que el plan sea profundamente escrutado por la Comisión Europea, preocupada porque la reducción de impuestos podría poner en peligro el compromiso de Madrid de reducir su déficit al 3% del PIB en 2016.”

Frankfurter Allgemeine Zeitung apunta que España escucha los llamamientos socialdemócratas. El comentario de Leo Wieland sostiene: “Los llamamientos socialdemócratas, según los cuales ahora lo importante en Europa es el crecimiento, y en consecuencia habría que flexibilizar la disciplina presupuestaria, ya han sido escuchados – nada menos que en España, cuyo gobierno es conservador. El presidente Mariano Rajoy ha aprobado ahora cuantiosas rebajas fiscales en el marco de una reforma que, por lo demás, aún tiene mucho que demostrar.

 

Este proyecto contribuye naturalmente a mejorar los ánimos de los contribuyentes, que sin embargo no siempre tributan al Estado lo que les corresponde. A esto cabe añadir que es difícil imaginar que las pérdidas de ingresos no acaben repercutiendo sobre el déficit y las deudas. Por este motivo, en Bruselas –donde se había recomendado justamente lo contrario– han fruncido inmediatamente el ceño. Después de la debacle en las elecciones europeas, las bajadas de impuestos son sobre todo un regalo electoral de cara a las elecciones generales del año que viene.”

Financial Times cree que la reforma fiscal intenta reforzar la economía y las perspectivas electorales del PP. La crónica de Tobias Buck señala: “El Gobierno de España va a recortar tanto el impuestos de sociedades como el IRPF a principios del próximo año en un intento por fortalecer la economía y reforzar las perspectivas electorales del PP de centro-derecha y que gobierna actualmente. La medida, acordada por el Consejo de Ministros el viernes, es probable que marque el último esfuerzo reformista del gobierno de Mariano Rajoy antes de las elecciones generales del próximo año.”

Le Figaro destaca que Madrid, tras ejecutar si temblar la austeridad, ahora baja impuestos a hogares y empresas antes de las elecciones de 2015. La crónica de Mathieu de Taillac afirma: “El gobierno español quiere aliviar a los contribuyentes antes de las elecciones 2015 y evita un aumento en el IVA. España ha lanzado su `reducción de impuestos para todos´. Hogares (disminución del 12,5% en el IRPF en 2016) y empresas (bajada de 5 puntos en la tasa) se ven afectados por la reducción de impuestos. Tras ejecutar sin temblar la austeridad impuesta por Bruselas y los mercados financieros, después de aumentar todos los impuestos y recortar ene todos los gastos, el gobierno conservador de Mariano Rajoy ha dado marcha atrás.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)