La prensa extranjera sigue analizando la reforma fiscal del gobierno español. Se destaca que la reducción de impuestos ha provocado inquietud en Europa por el efecto que puede tener sobre el déficit español y multiples críticas en España, pero se ve como un intento de Rajoy de recuperar aliento de cara a las todas las elecciones de 2015.

Les Echos dice que la reforma fiscal de Rajoy no logra convence. La crónica de Gaelle Lucas apunta: “Es uno de los textos claves de la legislatura que acaba en 2015, pero está lejos de cosechar la adhesión. `No lo suficientemente ambiciosa´,`injusta´… Las críticas llueven contra la reforma fiscal del gobierno de Mariano Rajoy. Con previsiones de crecimiento del 1,2% en 2014 que podrían corregirse al alza por el banco central, España muestra demasiada audacia según la Comisión Europea que teme que la reforma ponga en peligro el regreso al equilibrio presupuestario. El texto propone, principalmente, además de las nuevas prestaciones familiares, reducir el impuesto sobre la renta del 12,5% de media de aquí a 2016 y de hacer pasar el impuesto sobre las sociedades del 30% al 25%. En total, 9 000 millones de euros menos para el Estado. Como Bruselas, Moody’s destaca la “ausencia de ingresos para compensar los recortes fiscales.”

Público señala que España intenta un cambio con la bajada de los impuestos. El artículo de Pedro Crisóstomo asegura: “El esperado plan de reforma fiscal, que el Ejecutivo Rajoy había desvelado la última semana, representa un alivio fiscal para la generalidad de las familias españolas ya en el próximo año. Las dudas que la reforma enfrenta en este momento, en relación al impacto de las medidas en finanzas públicas, en la economía y en el empleo calentaron el debate en España. La reforma tendrá inicio en 2015. Superadas unas europeas que dieron victoria al PP y dejaron el PSOE en una convulsión interna, Rajoy busca ganar aliento para reclamar el fortalecimiento de la base electoral de los conservadores en 2015, año de un maratón electoral (legislativas, elecciones autonómicas y locales).”

Dziennik Gazeta Prawna cree que el gobierno ahorra, pero no aprieta el cinturón. Explica: “El año que viene España limitará los gastos públicos en el 3,2% del PIB, ha decidido el gobierno. Gracias a esta acción cumplirá los requisitos de Bruselas que obligan a limitar el déficit a un 2,9% del PIB. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría ha asegurado que a pesar de los recortes, el gobierno no tiene previstos nuevos ajustes presupuestarios, porque las arcas recibirán más dinero que en 2014. La disminución de los gastos no será una continuación de la política de apretarse el cinturón. Hace una semana el gobierno ha aprobado el proyecto de reforma que disminuye los impuestos. Bruselas ha dado a entender entonces que le preocupa si Madrid consigue cumplir sus compromisos acerca de la reducción.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)